Deporte Nacional

El albergue en el que se ha formado Jorge Vega 

Una habitación con cinco literas en el segundo piso de la Federación Nacional de Gimnasia, es la casa donde el campeón de la Copa del Mundo en Hungría, Jorge Vega, habita.

Por Francisco Sánchez

Jorge Vega disfruta sus días en el albergue de la Federación Nacional de Gimnasia. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Jorge Vega disfruta sus días en el albergue de la Federación Nacional de Gimnasia. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

El pequeño gigante mantiene los pies sobre la tierra y nunca ha perdido su humildad, después de haber ganado múltiples medallas de oro.

Ayer, minutos antes de ofrecer una conferencia de prensa sobre su último metal dorado conquistado en Europa, Vega accedió a mostrar la que considera su casa.

“Simplemente puedo decir que la Federación es mi casa. La considero mucho más mi casa que mi propia casa —en Jocotenango, Sacatepéquez—”, expresó Vega.

Sin exaltarse y con mucha serenidad indicó que el albergue representa mucho para él.

“Representa mi niñez. Los momentos de muchas alegrías y a la vez de tristezas que he pasado en el deporte los he vivido en este albergue. Es mi habitación que comparto con otros niños”, refirió.

DIFÍCIL DECISIÓN

El también campeón panamericano de Toronto 2015, indicó que trasladarse de Sacatepéquez hacia la Federación de Gimnasia fue una difícil decisión.

“Vivo acá desde  casi unos ocho años. Fue una decisión muy dura, porque sabía que tenía que ir tras una meta que quizás no exista, o dejar a la familia. Creo que después de tanto tiempo ha valido la pena”, comentó el ícono de la gimnasia guatemalteca.

Sin lujos ni extravancias, Vega luce feliz en el recinto donde también entrena.

“No extraño nada. La Federación es como mi hogar, me siento muy feliz aquí; me siento cómodo”, dijo.