Deporte Nacional

Una historia especial y marcada por la perseverancia 

El sol da sus primeros rayos de luz, en este domingo 23 de agosto. En el aire se percibe la emoción por la séptima edición de los 21K de la Ciudad y miles de guatemaltecos abren los ojos con el entusiasmo de demostrar que pueden lograr grandes cosas.

Por Jeniffer Gómez

Carlos Ponce al momento de ingresar a la meta de la prueba. (Foto Prensa Libre: Cortesía 21K Ciudad de Guatemala)
Carlos Ponce al momento de ingresar a la meta de la prueba. (Foto Prensa Libre: Cortesía 21K Ciudad de Guatemala)

La cita estaba pactada a las 7:30 horas, para los competidores de capacidades especiales, y a las 8 la salida general; sin embargo, un guerrero con un corazón luchador, tomó fuerzas, y emprendió la travesía a las 6:30 de la mañana.

Don Carlos Ponce, primero en salir y último en llegar a la meta (12:38 horas). Nada lo detuvo; nada le impidió completar un reto de alto calibre. Su inspiración fue su hijo y el demostrar que nada es imposible.

El señor Carlos, de 44 años, no permitió que su peso fuera un obstáculo para ser parte de esta fiesta deportiva, al contrario, animó a los miles de corredores que se dieron cita en este evento y dio una lección de perseverancia.

1150325_10151968997971844_195873311_n.jpg

Don Carlos Ponce publicó esta fotografía ayer en su cuenta de Facebook, con el siguiente mensaje: "Este abrazo me va hacer falta mañana, pero se que siempre estarás conmigo en cada km. Mi mamá siempre preocupándose por mi salud, espero que este por ahí en el camino".