BBCMundo

Las escenas más cariñosas entre jugadores en una cancha de fútbol

El fútbol es un deporte pasional, donde las pulsaciones van a mil revoluciones por minuto.

Por BBC Mundo

Pierre-Emerick Aubameyang y Marco Reus se llevan muy bien tanto en el campo como fuera de él. (Getty)
Pierre-Emerick Aubameyang y Marco Reus se llevan muy bien tanto en el campo como fuera de él. (Getty)

Un gol puede causar la explosión más grande de júbilo, pero al mismo tiempo puede producir el mayor sentimiento de desolación en la tribuna de enfrente.

Es por este hilo tan fino por donde se mueve el deporte del balón, que es capaz de brindar las escenas más afectivas entre sus protagonistas.

En inglés existe incluso un termino para definir a este tipo de vínculo intenso y emocional entre dos personas sin necesidad que haya una relación de pareja.

El bromancees la combinación de las palabras brother (hermano) y romance.

Y estos son algunos de los ejemplos más sonados en el fútbol.

Gary Neville y Paul Scholes

Las dos leyendas de Manchester United dejaron explayar todas sus emociones durante la celebración del gol de Paul Scholes en el minuto 93 de partido en el derbi de la ciudad contra Manchester City.

Pero lo de Gary Neville y Scholes no fue una celebración original, como lo demostraron Diego Armando Maradona y Claudio Caniggia en 1996.



Scholes se ganó esta muestra de afecto de Neville gracias a su decisivo gol en el derbi de la ciudad. (Getty)
Scholes se ganó esta muestra de afecto de Neville gracias a su decisivo gol en el derbi de la ciudad. (Getty)


Pierre-Emerick Aubameyang y Marco Reus

La relación entre las dos estrellas del Borussia Dortmund trasciende del campo de juego y esa amistad suele quedar en evidencia durante la celebraciones de los goles.



Los dos superhérores del Borussia Dortmund. (Getty)
Los dos superhérores del Borussia Dortmund. (Getty)


Esto fue lo que se notó durante la victoria 3-0 en el derbi frente al Schalke 04 en 2015, en el que los dos atacantes se disfrazaron de Batman y Robin para celebrar el tanto de Aubameyang que sirvió para abrir la cuenta.

Fabien Barthez y Laurent Blanc

El maravilloso fútbol de Zinedine Zidane fue una de las razones por la Francia logró el título mundial en 1998, pero hay muchos que están convencidos que el triunfo se debió al ritual que siguieron durante toda la campaña el defensor Laurent Blanc y el portero Fabian Barthez.



Como Francia ganó el mundial todos se recuerdan del famoso ritual entre Blanc y Barthez. (Getty)
Como Francia ganó el mundial todos se recuerdan del famoso ritual entre Blanc y Barthez. (Getty)


La escena se repitió en cada uno de los partidos, Blanc tomando la cabeza de Barthez con la dos manos y besando su brillante calva.

Ni la suspensión que recibió el defensor para la final impidió que ambos jugadores mantuvieran su ritual, superstición que dio el efecto esperado al demoler a Brasil en el partido decisivo 3-0 con dos goles de Zidane y uno de Emmanuel Petit.

Mesut Ozil y Sergio Ramos

Antes que el alemán Mesut Özil se convirtiera en la máquina de asistencias en el Arsenal inglés, su fútbol brilló con la camiseta el Real Madrid para el deleite de uno de sus compañeros, Sergio Ramos.



Ramos le dedicó un gol a Özil cuando el alemán abandonó el Real Madrid. (Getty)
Ramos le dedicó un gol a Özil cuando el alemán abandonó el Real Madrid. (Getty)


Pero lo que parecía ser una buena relación de vestuario alcanzó un nuevo nivel cuando Özil selló su fichaje por el club de Londres, lo que impulsó a Ramos a publicar un video en tributo del bromance entre ambos llamado "Serzil".

José Mourinho y Marco Materazzi

Mientras entrenaba al Inter de Milán, el portugués José Mourinho desarrolló una relación más que especial con el defensor italiano Marco Materazzi.

Mourinho transformó al Inter en una máquina ganadora y conquistó todos los títulos posibles que tuvo a su alcance, incluido el tan anhelado triplete de Copa, Liga y Champions en 2010.



Mourinho y Materazzi lograron el triplete con el Inter de Milán en 2010. (Getty)
Mourinho y Materazzi lograron el triplete con el Inter de Milán en 2010. (Getty)


Pero ese triunfo en la final de la Liga de Campeones contra el Bayern Múnich fue su último como entrenador del club italiano antes de asumir las riendas del Real Madrid.

Eso dio paso a una emotiva despedida en el estacionamiento del estadio Santiago Bernabéu.

Y uno donde no hubo afecto... Gonzalo Jara y Edinson Cavani

Algo muy diferente ocurre cuando los protagonistas en cuestión no son compañeros sino más bien rivales.

Uno de los casos más recientes ocurrió en la Copa América 2015 cuando el chileno Gonzalo Jara buscó desestabilizar al uruguayo Edinson Cavani durante el partido de cuartos de final de ese torneo.



La polémica acción de Gonzalo Jara a Edinson Cavani. (Getty)
La polémica acción de Gonzalo Jara a Edinson Cavani. (Getty)


El defensor de la Roja logró su cometido luego que el delantero celeste reaccionara al sentir el acercamiento de Jara y fue expulsado al recibir la segunda cartulina amarilla.

Chile ganó el partido y después conquistó su primer título internacional, pero Jara no pudo jugar los dos últimos partidos luego de que fuera suspendido del torneo luego que una cámara de televisión captara su provocación.