Fútbol Nacional

Andrés Lázaro renuncia a los cremas porque extraña a su familia

Días después de la eliminación de Comunicaciones en semifinales del Apertura 2015, el preparador físico Andrés Lázaro informó sobre su renuncia del Club, por cuestiones personales, que nada tienen que ver con el resultado adverso del equipo.

Por Jeniffer Gómez

Andrés Lázaro durante un entrenamiento albo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Andrés Lázaro durante un entrenamiento albo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Es una decisión que venía manejando desde el principio del torneo. En junio, en la pretemporada, yo le comenté a Willy Olivera y al cuerpo técnico, les dije que iban a ser mis últimos seis meses en Guatemala, porque ya extrañaba a mi familia; después le comenté a Pedro Portilla”, indicó el argentino.

Lázaro, originario de Santa Fe, llegó a Comunicaciones en el 2011 y trabajó junto con el rosarino Iván Franco Sopegno, por lo que le tomó aprecio al equipo y a Guatemala, pero cuatro años lejos de su familia lo hicieron reflexionar y ahora se tomará un tiempo de vacaciones. Viajará rumbo a Argentina el próximo 21 de diciembre, junto a su esposa Carmen, quien es guatemalteca.

“Si cuando vine en el 2011 me decían que de los seis torneos que iba a estar aquí, en cinco salí campeón, me les reía en la cara, por superar el famoso penta que tenía Municipal y además ser hexa”, confiesa el preparador físico.

En el centro de tantas alegrías por los títulos y dominio total de Comunicaciones en el torneo local, recibió una sanción del Órgano Disciplinario de la Liga Nacional de Futbol, de seis meses de suspensión, después de que Óscar Reyna reportara insultos de parte del PF en el partido del 24 de septiembre, que los cremas perdieron 2-1 contra Cobán, en el estadio Verapaz.

“El momento más difícil en Comunicaciones fue cuando me sancionaron por seis meses por algo injusto, porque creo que un árbitro tiene que ser tan elocuente en el campo como fuera de él, no puede aprovecharse de su autoridad para agarrar y subestimar tanto a un jugador como a alguien del cuerpo técnico e insultarlo y aparte de eso no informar y poner cosas que solo lo benefician a él. La prepotencia de un árbitro también debe ser juzgada”, aseveró.

El contrato de Lázaro con el equipo albo tenía como fecha de caducidad junio del 2016, pero él decidió adelantar la decisión de marcharse a su país de origen.

"Estando acá falleció mi abuelo, y mi ya está grande, y fue la suma de varias cosas las que me llevaron a tomar la decisión", agregó.



Andrés Lázaro durante el incidente en Cobán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Andrés Lázaro durante el incidente en Cobán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)