Fútbol Nacional

Carlos Ruiz: "si llego a la Federación  habrá un cambio, y ese es el temor que tienen" 

Si Carlos Ruiz se hizo futbolista es por la primera prueba que tuvo en su vida, fue gracias a un par de zapatos que se prestaron con sus amigos para someterse a ella en Municipal. 

Por Edwin Fajardo

Carlos Ruiz colgó los botines y ahora se enfoca en buscar la presidencia de la Fedefut. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Carlos Ruiz colgó los botines y ahora se enfoca en buscar la presidencia de la Fedefut. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

“Una vida usada cometiendo errores no solo es más honorable, sino que es más útil que una vida usada no haciendo nada”, confesó el gran capitán.

Ya consagrado y con el patrocinio de Adidas, fue él quien regaló muchos pares de zapatos a sus compañeros de Selección y de los rojos, que ayudaron a crecer a otros.

Ahora que se retira, el Pescado dejará los zapatos de futbolista para ponerse los de dirigente. ¿Puede el mejor futbolista salvar al futbol de Guatemala con los zapatos más difíciles, los de dirigente?

“Saben que si llego a la Federación  habrá un cambio, y ese es el temor pues están acostumbrados a las viejas acciones como las realizadas por Brayan Jiménez cuando se compraban los votos para lograr la presidencia”, dijo Carlos Ruiz en uno de sus primeros discursos por llegar a la presidencia de la Federación Nacional de Futbol (Fedefut).

El delantero más exitoso  anunció su retiro definitivo el 13 de abril, después de un homenaje que le rindió el Galaxy de Los Ángeles de la MLS. La Liga en la que siempre se quiso retirar.

Ahora le dedica más tiempo a su nueva faceta como comentarista de la cadena Bein Sports y a preparar la candidatura por llegar a la presidencia de la Fedefut, pero antes deberá esperar a que la Fifa retire la suspensión al futbol guatemalteco.

Durante el homenaje que le realizó el LA Galaxy Carlos Ruiz anunció su retiro como futbolista profesional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Durante el homenaje que le realizó el LA Galaxy Carlos Ruiz anunció su retiro como futbolista profesional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Agitado pasado

La vida de Carlos el Pescado Ruiz ha estado llena de contrastes. Creció en la zona 21, en Bellos Horizontes, con carencias económicas pero siempre rodeado de amigos en las chamuscas.

A los 20 años ya se había casado con Laura, con quien procreó dos hijas. Fue ella quien años más tarde lo demandó por manutención alimenticia y le dio uno de los primeros golpes.

Su carácter fuerte lo empezó a formar desde joven. La primera lección la recibió en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, en 1999, cuando fue expulsado por un altercado con el árbitro canadiense.

Después de cumplir la suspensión de un año logró su primer contrato en Grecia. Su talento no solo era de exportación, cada vez que se ponía la camisola de la Selección Nacional mostró ser el líder, tanto  en el camerino como en el terreno de juego. Eso lo llevó a denunciar el arreglo de partidos  de tres de sus compañeros.

Siempre ha ido de frente, aunque a veces su franqueza le ha causado problemas como cuando tuvo que pagar una multa de Q10 mil y una suspensión de seis meses, aunque después se la retiraron, por agravio público contra Eduardo Ávila, presidente de Coatepeque, a quien le exigió que les pagara a los jugadores.

Ruiz siempre ha sido el defensor de los futbolistas. Fue el primer presidente de la Asociación de Futbolistas Guatemaltecos (AFG) y en esa entidad luchó porque los jugadores fueran respetados.

“A veces es ridículo y absurdo lo que pasa en el futbol de Guatemala. Solo jugando acá me he podido dar cuenta de tanto abuso hacia el futbolista”, aseguró el exdelantero.

Aunque estuvo cerca de que fueran tomados en cuenta para elegir autoridades y un mayor respeto, no lo consiguió, por la burocracia en el  futbol nacional, que continúa entrampado en una lucha de poderes.

Pero toda esa experiencia obtenida con los zapatos de futbolista, ¿le podrán servir si llega a dirigir la Fedefut?. Sus excompañeros aseguran que sí, porque vivió otras realidades y conoce las necesidades del futbol guatemalteco.

También estuvo cerca de la política, al ser parte del partido Libertad Democrática Renovada (Líder) y acompañó en  gran parte de la campaña al expresidenciable Manuel Baldizón, pero la mala reputación que estaba ganando, el alejamiento de patrocinadores y los consejos de amigos hizo que renunciara. Una buena decisión en ese momento.

Andar con los nuevos zapatos para ser un buen dirigente no será fácil. Ahora muchas personas lo conocen mejor. Sus impulsivos comentarios en Twitter no han sido del gusto de muchos, pero sí del agrado de la mayoría.

Ha retado  a dirigentes como Gerardo Paiz, de Futsal, quien ha sido uno de los principales responsables de que los asambleístas del futbol nacional retaran a la Fifa y suspendieran al futbol.

De lo que no queda duda es que ese líder positivo que ama al futbol no le teme a nada y seguirá luchando por llegar a presidir  la Federación.