Fútbol Nacional

Cremas y rojos vuelven a fallar en la Concachampions

La mala planificación de los clubes, su pobre nivel de juego, la inexperiencia de afrontar partidos internacionales y la superioridad de los rivales son algunas de las causas  señaladas por expertos del balompié nacional por las que los dos clubes más ganadores de Guatemala, Comunicaciones y Municipal, quedaron eliminados una vez más de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Por Edwin Fajardo

Los equipos nacionales no pudieron avanzar a la siguiente ronda de la Concachampions. (Foto Prensa Libre: Agencias)
Los equipos nacionales no pudieron avanzar a la siguiente ronda de la Concachampions. (Foto Prensa Libre: Agencias)

Desde que el máximo torneo regional de clubes se reformó, temporada 2008-2009, solos dos equipos nacionales han podido avanzar de la ronda de grupos, de 16 posibilidades: Comunicaciones (2009-2010)  y Xelajú MC (2012-2013).

El cetro, que se disputa desde 1962, solo ha sido levantado en  una oportunidad por un representativo guatemalteco: Municipal (1974). Los albos tienen dos subcampeonatos —1962 y 1969—. Éxitos  en la época dorada del futbol nacional.

Los rojos, que es el equipo guatemalteco que más ha jugado el transformado certamen —seis ocasiones de ocho—, se quedó a la orilla de la clasificación, después de haber perdido contra el Real Salt Lake, de la Major League Soccer (MLS), por la mínima diferencia, el martes último.

La misma historia escribió el hexacampeón Comunicaciones, que ya había quedado eliminado antes del empate del miércoles (1-1) contra el LA Galaxy.

Proyección

El argentino Horacio Cordero,  extécnico de Municipal, Comunicaciones y la Bicolor, afirmó que los dos clubes capitalinos  fallaron con su planificación.

  • Los desaparecidos Jalapa y Heredia  también disputaron la renovada Liga de Campeones de la Concacaf. Ambos sucumbieron.

“Los dos equipos encararon mal el certamen. Su planificación no fue la mejor porque optaron por pelear en sus dos frentes.  No le dieron prioridad a uno. Su rendimiento deportivo tampoco fue bueno, más con el hecho de que los futbolistas no tienen un constante roce internacional”, refirió el sudamericano.

De acuerdo con el gaucho, otro punto de inflexión es que  el torneo está diseñado para los clubes mexicanos y estadounidenses.

“El campeonato es muy cortante, te da muy pocas oportunidades. Te equivocas en un partido y te matan. La Uncaf debería pelear por cambiar el formato de competencia, que claramente está diseñado para los clubes norteamericanos, quienes normalmente están mejor preparados y con un interesante  poderío económico”, expresó el argentino.

A deber

Según el timonel de Marquense, el nacional Francisco Melgar, tanto Comunicaciones como Municipal exhibieron un “tímido nivel de juego”.

“Tenemos que aspirar a más. Los dos clubes mostraron un  tímido nivel de juego. Les faltó agresividad. No solo hay que participar, sino buscar trascender”, indicó el escuintleco.

Para Paco no es una justificación válida escudarse en que el nivel con que se juega en la Liga Nacional perjudicó a cremas y rojos en el certamen de la Concacaf.

“Sabemos que los representativos de México y Estados Unidos juegan a otro ritmo, hasta las mismas islas, pero  tenemos que trabajar para poder equipararlos. Ellos no son extraterrestres. No hay que buscar excusas”, lamentó.

Pericia

El  costarricense Hernán Evaristo Medford, el último  técnico en clasificar a un equipo nacional —Xelajú MC— a  cuartos de final de la Concacaf, apuntó que la experiencia es vital para afrontar los duelos  internacionales.

“Hay que tener experiencia para trabajar bien los juegos internacionales. El nivel local es muy diferente al de afuera. Hay que saber adaptar al jugador a ello, si no se va a fracasar. A veces esos partidos se manejan como que fueran  juegos domésticos”, aseveró el Pelícano. 

El tico menciona que la superioridad de los clubes mexicanos y estadounidenses quedó también patentizada.

“Los equipos mexicanos y gringos fueron superiores. Eso no es nada nuevo. En esta edición no pudo clasificar ningún centroamericano”, añade Medford, quien aduce su éxito con los chivos en la Concacaf al hecho de su conocimiento del certamen en el que salió campeón con el Saprissa de Costa Rica en 2005.