Fútbol Nacional

Mario Escobar impartirá justicia en el juego amistoso de Argentina y El Salvador

Su día comienza muy temprano, cuando el reloj apunta las 4.45 horas; es justo cuando despierta para trasladarse rápidamente de su casa de habitación —zona 3 de Mixco— al Proyecto Goal, para tomar su segundo reto: entrenarse como árbitro de futbol durante casi dos horas —de 5.45 a 7.30 horas—.

Por Edwin Fajardo

Mario Escobar, se entrenó ayer en el proyecto Goal previo a su viaje a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
Mario Escobar, se entrenó ayer en el proyecto Goal previo a su viaje a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Acostumbrado a lidiar con procesos por su profesión de ingeniero químico, el silbante Mario Escobar Toca ha empezado a saborear las mieles del sacrificio, ya que inmediatamente después de finalizar su práctica se traslada a su otro trabajo para cumplir con una jornada laboral de 10 horas.

“Es una rutina cansada que requiere de mucho esfuerzo y disciplina para poder cumplirla a cabalidad”, señala Escobar, quien ha sido nombrado para dirigir el amistoso de mañana entre la selección de Argentina, comandada por Lionel Messi, y El Salvador en Estados Unidos.

Sin poder esconder la alegría que refleja su rostro por el nombramiento, Escobar reconoce que será el juego de mayor impacto internacional que le tocará dirigir, hasta el momento.

“Así como los equipos buscan los tres puntos, nosotros saltamos al campo por un nuevo nombramiento”.

“Es un partido importante para mí. Lo bueno es que nos hemos preparado bien durante el año para aceptar este tipo de retos. Tendrá mucha exposición y eso nos puede abrir más puertas para el futuro”, asegura el silbante, que está por cumplir tres años de portar el gafete Fifa.

Apoyo

“Sin duda será una gran responsabilidad. Lo bueno es que estaré apoyado por un grupo de trabajo guatemalteco. Siento que así hay más confianza. Con Wálter López hemos cosechado una gran amistad, al igual que con Gerson y Juan Lemus”, agrega el hijo del exárbitro Mario Efraín Escobar.

El ingeniero, que ha estado en tres finales del futbol guatemalteco como central y otra como cuarto árbitro, también saldrá a escena en el duelo amistoso entre México y Paraguay, el martes próximo.

“Tendré la oportunidad después de servirle a Wálter como cuarto árbitro. Siempre es un reto importante participar en esto tipos de encuentros. La gente de Fifa nos indica con estos llamados que confía en nuestro trabajo”, afirmó.