Fútbol Nacional

Selección de Futsal con papelón en Calí

Guatemala pasó de la ilusión al desastre en lo que fue su peor participación en una Copa Mundial de Futsal, después de que en Colombia 2016  finalizó sin sumar puntos producto de tres derrotas  que la enviaron al último lugar del Grupo C.

Por Francisco Sánchez/Enviado Especial

Los jugadores de la Selección Nacional mostraron su decepción, luego del partido contra Paraguay y ahora deberán regresar con la mala noticia de que el torneo de Futsal de Concacaf no se realizará. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Los jugadores de la Selección Nacional mostraron su decepción, luego del partido contra Paraguay y ahora deberán regresar con la mala noticia de que el torneo de Futsal de Concacaf no se realizará. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

La Bicolor regresa mañana de Colombia con las manos vacias, sin cumplir el objetivo de avanzar a la segunda ronda en un mundial.

El golpe de gracia fue el que recibió el sábado  pasado al caer por un contundente 8-4 contra Paraguay en el encuentro que se disputó en el Coliseo del Pueblo, en la ciudad de Cali. 

Sumida en el fangoso sótano, Guatemala dejó una mala imagen a escala internacional, contrario a sus otras tres presentaciones anteriores en las que al menos supo lo que era ganar.

En el 2000 cuando fue sede obtuvo una victoria de 6-5 sobre Kasajistán. Después en Brasil 2008 venció 1-0 a Egipto y además goleó 10-1 a China. En Tailandia 2012 pasó por encima de Colombia con un 5-2, aunque tampoco superó la fase de grupos.

“Nos vamos muy tristes, porque esto no eran lo que teníamos pensado. Es un golpe muy duro para nosotros y buscaremos levantarnos”, aseguró el seleccionado Patrick Ruiz.

Desolación

El presidente de la Comisión de Selecciones de futsal Gerardo Paiz lució con desconsuelo luego de la penosa participación en Cali, Colombia.

“Me deja mucha tristeza. Es lamentable que en cuatro mundiales en los que hemos competido no podamos avanzar a la segunda ronda. Habrá que reestructurar todo otra vez y comenzar de nuevo para el siguiente proceso”, lamentó el máximo dirigente.

Una de las primeras medidas que tomó Paiz fue destituir a todo el cuerpo técnico que era encabezado por  el español Tomás de Dios López.