Juegos Olimpicos 2016

Édgar Pineda disfruta de Río

Hace cinco años, en un rincón de Mataquescuintla, Jalapa, Édgar Pineda Zeta comenzó a soñar sin límites, para un día como hoy vivir una de las más grandes alegrías junto a su familia: ser uno de los  representantes de Guatemala para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Por Jeniffer Gómez y Hugo Oliva

Édgar Pineda hará su debut mañana en los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Édgar Pineda hará su debut mañana en los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Foto Prensa Libre: Facebook)

El pesista, de 18 años, continuará con la tradición de Guatemala de tener un representante en este deporte por séptima ocasión consecutiva, desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Los últimos exponentes fueron Christian López (q.e.p.d.) y Astrid Camposeco, en Londres 2012.

“Mi familia está muy contenta, así como yo”, dice el joven deportista con una sonrisa tímida, mientras intenta expresar la magnitud del momento que atraviesa en su carrera como halterista.

Pineda Zeta se incorporó al grupo nacional después de ser elegido por la Federación Nacional de Levantamiento de Pesas, tras recibir la tarjeta de invitación de la IWF (Federación Internacional de Levantamiento de Pesas).

“No tengo palabras para explicar la alegría por competir en los Juegos Olímpicos”, indicó el atleta, a principios de julio, cuando se hizo oficial su participación en la edición 31 de las justas.

Édgar Pineda

  • Nació el 17 de agosto de 1997.
  • Fue campeón  panamericano juvenil sub 20 en la categoría 56 kg. en El Salvador.
  • Posee el récord nacional en la categoría Sub 20, con 244 kilos; lo consiguió en el Campeonato Panamericano de Colombia.

Para el deportista jalapaneco todas las horas diarias invertidas en el gimnasio de su municipio ahora tienen un sabor especial. El sabor de la recompensa a un intenso y arduo trabajo que comenzó con el entrenador Esdras Ajquiy, quien lo impulso para formar parte de las selecciones nacionales juveniles.

La responsabilidad es grande para Édgar, quien espera dar lo mejor de sí mismo y poder darle una satisfacción a su familia, a quienes han formado parte fundamental de su carrera deportiva, y al país.

Desde México 1968, cuando Guatemala tuvo su primera aparición en la halterofilia, con la representación de Francisco Echeverría, los colores nacionales han intentado en destacar, con participaciones como las de Joel Bran —Atenas 2004— y Luis Medrano —Sydney 2000 y Atlanta 1996—.

Para Édgar el reto es grande, pero el chico tiene la ilusión de tener una actuación memorable, aun mayor que la que fue su primera gran alegría en el deporte, cuando se quedó muy cerca de subir al podio en el Campeonato Panamericano de Levantamiento de Pesas, que se disputó en Cartagena, Colombia.

Pineda se quedó en el quinto escalón, con 244 kilos —106 en el arranque y 138 en envión—; con este resultado, además de haber acaparado la atención con los colores Azul y Blanco, el atleta  impuso un nuevo récord nacional en la categoría Sub 20.