Juegos Olimpicos 2016

Yang "es un privilegio servir para el COI durante ocho años"

Hay muchos temas que han eclipsado el preámbulo de los Juegos de Río y algunos  son muy delicados y complejos. Personalmente pienso que las críticas que hemos recibido en el COI por decisiones acerca del dopaje que descubrieron en Rusia son justas.

Por Pedro Yang

Pedro Yang porta la antorcha olímpica en Río de Janeiro. (Foto Prensa Libre Cortesía Pedro Yang)
Pedro Yang porta la antorcha olímpica en Río de Janeiro. (Foto Prensa Libre Cortesía Pedro Yang)

El exbadmintonista Pedro Yang se encuentra en los Juegos Olímpicos y funge como miembro de la Comisión de la Juventud del COI. 

A pesar de eso, viendo a los atletas rusos acá y ver sus expresiones de entusiasmo, me hace recapacitar mis propios juicios, ya que no quisiera quitarles la oportunidad de vivir ésta experiencia, especialmente si no estaban en el programa estatal que presuntamente expuso el Reporte de Maclaren, quien era parte de un ente independiente de WADA que investigó los niveles de Dopaje en el deporte Ruso.

Los Juegos de Río son mis cuartos Juegos Olímpicos de Verano que he asistido consecutivamente. En Atenas 2004 participé en bádminton, en Pekín 2008 fui a hacer campaña para mi candidatura para la Comisión de Atletas del COI y en Londres 2012 fui como miembro de la comisión de aletas del COI al igual que acá en Río 2016.

Mi mandato como miembro de la comisión de atletas terminará después de los Juegos y he sido privilegiado de haber podido servir al movimiento Olímpico por ocho años. He podido ayudar a programas que benefician a los atletas del mundo y en especial que han ayudado a atletas de Latinoamérica.

El 5 de agosto fue un día muy especial, no sólo por la ceremonia de Apertura de los Juegos sino que también corrí con la antorcha olímpica. Por ser miembro de la comisión de atletas del COI, afortunadamente me dan una plaza para tan honorable momento.

Aparte de mis diferentes roles como miembro de la Comisión de Atletas del COI, hay muchos eventos que quiero ver.  Me gustaría ver a Kevin jugar ya que ha sido muy bonito haber seguido su carrera desde Pekín 2008 y en Londres 2012. Lo apoyé desde la silla de entrenadores junto a  Jose María Solís (Chema).

Con Kevin y Chema siempre mantenemos una estrecha relación por haber sido parte del equipo nacional hace ya varios años. Retirado del bádminton me dará mucho gusto ver competir a dos colegas mías de la comisión del COI que se han vuelto buenas amigas; Kirsty Coventry, nadadora de Zimbabwe y Danka Bartekova, tiradora de Foso Olímpico de Eslovaquia.

Obviamente, siempre llevo a Guate en mí corazón así que también quisiera hacer tiempo para ir a ver a nuestros atletas. Estoy planeando ir a apoyar a nuestro medallista olímpico el gran Erick Barrondo junto a los demás de caminata, ya que este deporte ha ganado mucha atracción de talento después de la histórica medalla de Plata en Londres 2012. 

En Río 2016 tenemos muchos talentos jóvenes de Guatemala, Valerie Gruest,  a quien le he seguido la pista desde los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing 2014 y también Sofía Gomez, que la vi participar por primera vez en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur 2010. Hace unos días me tope a Charles Fernández e Isabel Brand en la Villa y me dio mucho gusto, ya que ellos son de los nuevos talentos jóvenes que pueden dar resultados positivos para al país. 

Guatemala también tiene a atletas con experiencia que estaré siguiendo como los hermanos Brol en tiro, Juan Ignacio Maegli, quien se apunta muy bien en el laser y para el evento de cierre de broche de oro Amado García en maratón.

La primera victoria de estos juegos fue la reelección de Willi Kaltschmitt como miembro del Comité Ejecutivo del COI, que es una hazaña sin precedente para nuestro país.  Es una muestra de una excelente trayectoria de dirigencia deportiva que pone en alto a Guatemala.

Siempre habrá expectativas para nuestros atletas y los guatemaltecos  debemos estar orgullosos, solo con el hecho de haber llegado a Río, dice mucho de la dedicación y el esfuerzo que han hecho para clasificar.