Deporte Nacional

Juan Ignacio Maegli: El mejor del año

Su perseverancia, la  familia y el deseo por poner el nombre de Guatemala en alto son el motor para el velerista guatemalteco Juan Ignacio Maegli Agüero, quien vivió un 2014 lleno de satisfacciones y metas alcanzadas, especialmente la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y su clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016, que le valieron para ser elegido como el Personaje Deportivo del Año  de Prensa Libre.

Por GLORIA CABRERA

Además de los logros deportivos para Juani, el 2014 también marcó su vida profesional, ya que culminó sus estudios universitarios en Estados Unidos, lo que le permitirá entregarse de lleno a su preparación para Río 2016.

¿Cómo se siente al ser elegido el Personaje Deportivo del Año?

Me siento muy contento. Es un reconocimiento importante que sin duda lo motiva a uno mucho, ya que se premia todo el esfuerzo que hice a través del año, saber que no solo me trajo los resultados deseados, sino la gente se da cuenta del sacrificio que uno como atleta hace. Es algo que me motiva mucho a seguir dando lo mejor para obtener buenos resultados.

¿Qué significa para un atleta, este tipo de reconocimientos?

Lo máximo es la motivación, yo no estoy metido en el deporte por buscar reconocimiento ni nada similar, estoy en él porque es algo que siempre me ha gustado. Pero el hecho de que se aprecie el esfuerzo que se hace, te da un empuje extra para seguir con el proceso que se viene.

¿Cuál fue el evento más importante en el 2014 para usted?

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz, no solo porque fue el cierre de la temporada, ya que el primer semestre estuve enfocado en la Universidad, sino porque pude compartir con mi familia el éxito que tuvo mi papá —Juan Estuardo Maegli— y que ellos también estuvieran a mi lado cuando gané la medalla de oro, que era mi meta. Fue algo único, ya que nunca había vivido una experiencia así.

¿Cómo vio el nivel de los veleristas en Veracruz?

El nivel de la región ha subido muchísimo, especialmente con Cy Thompson, de Islas Vírgenes, que hace cuatro años le gané y la verdad fue bastante fácil. Este año me costó mucho; el nivel de Cy fue muy bueno, peleamos por el primer puesto. Él estuvo dominando la competencia hasta los últimos dos días de competencias, en el que al final triunfé con una carrera de anticipación lo que no refleja bien lo que fue el campeonato, ya que fue muy difícil. Eso me hace apreciarlo más, ya que tuve que luchar para ganar la medalla de oro y es algo que recordaré por siempre.

¿Ahora que culminó sus estudios universitarios cómo se siente en el deporte?

Siempre combiné los estudios con los entrenamientos, pero no podía salir a competir tanto, ya que al llegar con poco tiempo de velear a veces uno está un poco distraído y cuesta agarrar el ritmo, pero al finalizar la Universidad, en las últimas cuatro competencias que participé las pude ganar lo cual me dio un buen nivel para Veracruz, lo que me da bastante confianza y me ayuda a ratificar que voy por buen camino para lo que se viene. Aún falta mucho camino por recorrer.

¿Cuáles son las metas para el 2015?

El próximo año es importante por los Juegos Panamericanos —Toronto—, en los que tendré la oportunidad de poder competir contra Robert Scheidt —cinco veces campeón olímpico y 13 veces campeón mundial— que este año regresó a la clase Láser, lo que será un gran reto, pero la motivación es impresionante, pues daré todo mi esfuerzo para ganarle.

¿Qué mensaje le daría a los jóvenes guatemaltecos para que se motiven a alcanzar sus metas en el deporte o en su vida personal?

Cuando más feliz estoy en mi vida, es cuando me estoy dedicando cien por cien a alcanzar las metas que me he trazado y lo importante no es si uno logra o no los objetivos trazados. La felicidad viene de la persecución de las metas en sí y dar lo mejor en lo que uno se ha trazado.

Maegli, de 26 años, sabe que cada día lucha por alcanzar la perfección que lo puede llevar a una medalla olímpica, que es el fin de ese proceso de aprendizaje. “Agradezco a todas las personas por su apoyo, ya que es una motivación extra. Para el 2015 hay que trazarse nuevos objetivos”, dice Maegli, quien espera que los lectores de Prensa Libre disfruten de las fiestas al lado de sus seres queridos.