Economía

Infraestructura marítima debe ser prioridad

El Inguat afirma que el país no cuenta con puertos eficientes que permitan atender de manera adecuada al sector de cruceros.

Por Sandra Vi

El navío de Azamara Quest, que cubre la Ruta Mesoamericana, atracó la semana pasada en el país.
El navío de Azamara Quest, que cubre la Ruta Mesoamericana, atracó la semana pasada en el país.

Guatemala prevé recibir este año 31 cruceros más que durante la temporada del 2015; sin embargo, para mantenerse como un destino atractivo debe mejorar los servicios en esa área.

La infraestructura marítima coloca al país por debajo de otros que han decidido invertir para posicionarse mejor y construyen terminales portuarias idóneas para brindar calidad de servicios a los visitantes.

De acuerdo con fuentes consultadas, para tener un puerto idóneo para el turismo marítimo de cruceros es necesario invertir unos US$100 millones en un periodo de cuatro a cinco años.

Dificultades

  • En el Atlántico, una de las dificultades es el ancho del canal hacia la Bahía de Amatique, que no permite que los cruceros transiten hacia el Puerto Santo Tomás de Castilla y por ello se ven obligados a quedarse en el puerto comercial.
  • En el Pacífico, a pesar de que la infraestructura es mejor, no hay capacidad para recibir más de un barco, y cuando llegan dos o tres, el tercero es enviado al puerto comercial, lo que limita el servicio especializado.

“En el país, los tres puertos que existen fueron concebidos para actividades comerciales y no para el embarco y desembarco de personas. Guatemala no ha modernizado sus puertos, y para recibir a los cruceros es necesario tener otras facilidades”, afirmó Jorge Mario Chajón, director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat). 

Si Guatemala quiere competir en este mercado debe hacer un esfuerzo e invertir en infraestructura, afirmó Chajón, luego de que la semana pasada atracó en Puerto San José el Azamara Quest, el buque número 55 de la temporada.

Otro de los desafíos, según José Vilarinho, capitán del buque, es crear una buena red de transporte, para que los turistas que no deseen salir a una excursión organizada puedan utilizar un buen servicio y conocer la ciudad. 

El Inguat, a través del Programa Nacional de Competitividad (Pronacom), pretende hacer un estudio sobre las capacidades económicas y competitivas de Izabal, y se promoverá una ley de incentivos para inversiones en infraestructura, a través de la Comisión de Turismo del Congreso de la República. 

Se estima que el 77 por ciento de quienes viajan en un crucero gastan entre US$80 y US$86 al día en las ciudades a donde llegan, mientras que los tripulantes dejan entre US$30 y US$45.



Al 30 de enero ingresaron por cruceros 71 mil 608 personas de las 128 mil que se esperan para esta temporada.