Economía

Editorial

Retos del 2017

El inicio del año normalmente implica nuevos propósitos o renovación de los hechos en años anteriores, muchas veces partiendo de un examen o evaluación de las razones por las cuales no se llegaron a las metas que habían impuesto.

En el caso de instituciones como la SAT seguramente el nuevo Directorio, Superintendente e Intendentes han realizado este examen o análisis anual ya que el primer año de labores con el apoyo político e institucional ha sido grande, no solamente del Presidente sino también de instituciones como el Ministerio Público y la CICIG, por lo que se prevé un año mucho más exigente.

La semana pasada la SAT ha anunciado que se han recuperado Q2.18 millardos, una cifra absolutamente record y seguramente inimaginable para las propias autoridades, esto si se compara con los 163 millones recuperados entre el 2013 y el 2015.

Algunos indicadores:

Si bien es cierto al 1 de enero, los datos publicados son de noviembre del 2016, se puede entrever que las metas importantes de recaudo–faltando un mes de ejercicio- han sido superadas.

El documento Ejecución de Ingresos Tributarios 2016, descargable en el portal SAT, concretamente en Metas de Recaudación en Cumplimiento, tiene una hoja de cálculo con tres apartado con sus respectivas metas: IMPUESTOS COMERCIO EXTERIOR (Q14 mil 845 millones) , IMPUESTOS INTERNOS (Q35 mil 012 millones) y OTROS RECAUDOS (Q435 millones). En otras palabras el 70% de los ingresos tributarios representan impuestos internos y el 30% reflejan impuestos relacionados a las aduanas.

Por ejemplo antes de terminar el año, la sumatoria de los impuestos internos era de Q36 mil millones , lo que muestra que se han superado las metas anuales en Q1 mil millones, un logro objetivo que merece el elogio. Sin embargo la mayor diferencia negativa se observa en el IVA a las importaciones más de Q1 mil 600 millones, que seguramente va a disminuir con los datos de diciembre, pero no necesariamente será suficiente para cumplir con la meta.

Aquí muchas variables externas como el precio internacional del petróleo, los paros en puertos y de transportistas vienen a explicar parte de los resultados, sin embargo también develan la importancia de reafirmar y concentrar buena parte del esfuerzo institucional en todo lo relativo al comercio internacional y no me refiero exclusivamente a la Intendencia de Aduanas.

Al igual que cualquier infección escondida durante años, los tratamientos para erradicarla, y bien lo sabe un dentista y el paciente, requiere muchos procesos dolorosos, antibióticos, esmero en la limpieza, revisión periódica, incluso perder alguna pieza dental, pero necesariamente paciencia y constancia para no aflojar en la lucha.

Las bacterias se esconden bien y a veces parecen erradicadas, pero buscan atacar al tejido sano.

La analogía sirve para explicar la necesidad de contar con instrumentos, agencias internas, recursos, normativa y métodos de investigación modernos para evitar que se vuelvan a enquistar las mafias que se autogeneran en las actuales condiciones donde todavía se encuentran espacios para la discrecionalidad o falta de automatización.

En este último punto, dos elementos institucionales pueden ser de especial relevancia; La Gerencia de Asuntos Internos, dotada de personal con experiencia en la materia, aquí la cooperación internacional de CAPTAC-FMI, El Banco Mundial, BID o el SAT-Mx pueden ser muy oportunas ya que permiten contar con funcionarios de otros países con experiencia exitosa en este tipo de labores.

Asimismo retomar una agenda pragmática, con metas medibles en el corto plazo en las mesas de diálogo con el sector privado, generalmente el mayor interesado en la eficacia y la eficiencia de la propia SAT.

También la reciente graduación e incorporación de 94 nuevos funcionarios aduaneros a la SAT fruto de la convocatoria y selección pública debe hacerse notar en el despacho aduanero y mejora de recaudación.