Economía

América Latina debe modernizar sus aeropuertos, según la IATA

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, en inglés) hizo ayer un llamado a los gobiernos de América Latina a modernizar la infraestructura aeroportuaria de la mano de la industria, a fin de responder a las crecientes necesidades del mercado.

Por México / AFP

Archivado en:

Aeropuertos Aviones Comercio
La IATA prevé que el tráfico aéreo continuará su crecimiento en América Latina,
La IATA prevé que el tráfico aéreo continuará su crecimiento en América Latina,

El consejero delegado de la IATA, Alexandre de Juniac, recordó ayer que para el 2035 se espera que los viajeros sumen 658 millones, más del doble de las 298 millones de pasajeros reportados en el 2015.

En Latinoamérica y el Caribe las aerolíneas enfrentan numerosos desafíos, entre ellos costes de operación “elevados” e impuestos “significativos”, afirmó durante el foro anual de líderes de aerolíneas de ALTA, que se celebra en la Ciudad de México.

¿Privatizar?

  • Alexandre de Juniac analizó, sobre la privatización de los aeropuertos, la necesidad de tener “una regulación firme para proteger a los usuarios del abuso de los monopolios”, y pidió otorgar concesiones a socios que busquen la mejora de la conectividad aérea a largo plazo y un crecimiento económico sostenible.
  • El consejero delegado de IATA mencionó a Chile como ejemplo de lo que puede suceder cuando la regulación no es lo suficientemente fuerte.
  • La prefinanciación del proyecto de expansión del aeropuerto de Santiago causó “una dramática subida de las tasas aeroportuarias, una medida que pone en riesgo la competitividad del transporte junto con los beneficios sociales y económicos que genera” , resaltó.
  • La IATA representa a 265 líneas aéreas —83% del tráfico aéreo internacional— y la Asociación Latinoamericana y Caribeña de Transporte Aéreo (ALTA) reúne a 35 aerolíneas, que representan más del 90% del tráfico regional.
    EFE
“Además, las reglamentaciones son onerosas y, a menudo, no están en consonancia con las normas internacionales”, dijo el ejecutivo, quien llamó a la industria a “trabajar mano a mano con los gobiernos para abordar estos temas de manera efectiva”.

Los aeropuertos de Bogotá, Lima y Ciudad de México son un reflejo del problema de capacidad aeroportuaria que sufre la región, y si bien ya hay planes para hacerle frente, aún pasarán años antes de que se resuelva, con el consiguiente perjuicio para el empleo y el crecimiento económico.

Bogotá necesita que la industria participe en el estudio de soluciones que respondan a las necesidades del mercado, mientras que Argentina —lugar 114 de 141 países en materia de calidad de infraestructura aeroportuaria— debe revisar su anticuado y costoso sistema de navegación aérea, indicó. “La clave está en la cooperación. Aerolíneas, gobiernos y operadores necesitan asociarse para ofrecer soluciones eficientes y económicas que respondan a las necesidades reales”, insistió De Juniac.