Economía

El mítico Ritz reabre sus puertas 

El Ritz, uno de los más famosos y lujosos hoteles de París, reabrirá sus puertas el lunes tras cuatro años de obras y de un incendio ocurrido en enero.

Por París / AFP

Archivado en:

Hotelería París Ritz
El Hotel fue impactado por un incendio en enero del año pasado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca).
El Hotel fue impactado por un incendio en enero del año pasado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca).

Este hotel situado en la lujosa plaza parisina de Vendôme, y propiedad desde 1979 del multimillonario egipcio Mohammed Al Fayed, cerró el 1 de agosto de 2012 para acometer importantes trabajos de renovación.

Su reapertura, prevista inicialmente en diciembre de 2015, se retrasó a causa de una demora en las obras y, a continuación, por el siniestro.

El hotel, que contará a partir de ahora con 142 habitaciones y suites frente a las 159 con las que contaba,  abrirá parcialmente. Mientras se ultiman los acabados, el Ritz pondrá al servicio de sus clientes 86 habitaciones y suites.

A pesar de un contexto complicado para el sector de la hotelería en París, que padece una bajada de reservas desde los atentados yihadistas de 2015, la agenda en la página web del hotel tiene colgado el cartel de completo hasta el 19 de junio.

Los trabajos han permitido crear un restaurante de verano, agrandar la sala de baile e integrar la tecnología más puntera en las habitaciones.

"Deseamos conservar el espíritu tan apreciado por nuestros clientes. El Ritz de ayer es el de hoy", indica sin embargo el establecimiento, que subraya la conservación del "80% del mobiliario, de las consolas, de los sillones o incluso de las mesitas de noche".

Respecto al personal, el Ritz contará con 600 empleados, entre ellos un centenar en la cocina. Casi el "55% de nuestros empleados de 2012 regresaron", agregó el establecimiento.

La cocina estará dirigida por el chef Nicolas Sale, de 43 años. El hotel contará con dos restaurantes gastronómicos, Le Jardin de l'Espadon, abierto a mediodía, y La Table de l'Espadon, para el servicio de cenas.

Sale, de origen parisino, nombrado al frente de los fogones del Ritz en 2015, dirigió con anterioridad los restaurantes de los hoteles Kilimandjaro y K2 en Courchevel, una estación de esquí de los Alpes franceses, donde obtuvo dos estrellas Michelín respectivamente en cada establecimiento.