Economía

El video en directo desde los smartphones, un golpe bajo a los derechos de autor

La “pelea del siglo” entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather ya terminó, pero un nuevo combate, éste en el plano jurídico, no hace más que comenzar: la transmisión ilegal de eventos pagos a través de servicios de video en vivo alimentados desde los smpartphones.

Por Washington / AFP

Aficionados ven la pelea entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather (Hemeroteca PL).
Aficionados ven la pelea entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather (Hemeroteca PL).

El sábado de noche en Las Vegas, el espectáculo del que salió triunfador Mayweather tenía lugar en el ring, pero también en las pequeñas pantallas de los móviles y tabletas de los espectadores, que aprovecharon servicios como Periscope y Meerkat para retransmitir la pelea en directo de manera ilegal.

Y de golpe, miles de aficionados pudieron ahorrar los 100 dólares que les pedían los canales de cable para ver al estadounidense vencer al filipino por televisión.

Dick Costolo, jefe de Twitter --dueño de Periscope -- no se equivocó cuando tuiteó tras el combate: “Y el ganador es... úperiscopeco” .

La experiencia es amarga para los dueños de los derechos de transmisión, pero con la multiplicación de servicios de video en directo es evidente que se va a repetir.

Ya el mes pasado el canal de cable HBO, cuya nueva temporada de “Juego de tronos” fue retransmitida en directo desde los smartphones, había tomado represalias mediante el envío de un aviso a Periscope.

La legislación estadounidense sobre derechos de autor fuerza a firmas como Periscope o Meerkat a retirar “rápidamente” cualquier contenido sometido a leyes de “copyright” cuando los afectados así lo exijan.

Pero... cómo actuar “rápidamente” en un espectáculo puntual como una pelea de boxeo o un concierto?

“La ley no le da la posibilidad a los dueños de los derechos de demandar ante la justicia a las plataformas que retransmiten contenidos que están siendo difundidos en directo” , dijo Bradley Shear, abogado especialista de temas de derecho de autor.

En sus normas de uso, Periscope y Meerkat se cuidan bien de subrayar que prohíben cualquier retransmisión de contenido con “copyright” . Pero, como la definición de “rápidamente” es bastante flexible, las nuevas tecnologías también pueden circunvalar la ley, consideró Shear.

“Esto ilustra lo necesario que es revisar nuestras leyes de derechos de autor” , añadió.

Cuando el Congreso redactó en 1998 la ley de derechos digitales de autor, un texto que buscaba adaptar el concepto de propiedad intelectual a la era digital, “la retransmisión en vivo no fue mencionada” , destacó Eric Goldman, codirector del instituto de leyes y nuevas tecnologías de la Universidad de California en Santa Clara.

Según Goldman, algunas firmas usan filtros y otras herramientas que les permiten bloquear los videos usados ilegalmente.

“Totalmente preparados” -

El fundador de Periscope, Kayvon Beykpour, aseguró el martes en una conferencia de prensa organizada por TechCrunch que sus equipos estaban “totalmente preparados” el fin de semana para vigilar el flujo de videos durante el encuentro Pacquiao-Mayweather. “Recibimos 66 demandas de retirada (de contenido) y efectuamos 30 en unos minutos” , afirmó Beykpour. El resto no pudo ser retirado porque mientras los técnicos se ocupaban en ello, ya había terminado la pelea.

Y de golpe, miles de aficionados pudieron ahorrar los 100 dólares que les pedían los canales de cable para ver al estadounidense vencer al filipino por televisión.

“Estábamos listos, sabíamos que nuestros equipos tenían que dedicarse de lleno” , prosiguió.

Pero Beykpour considera la cuestión de los derechos de autor un poco exagerada, debido a la calidad más que mediocre de las imágenes y del sonido de los videos que fueron subidos ilegalmente a Periscope y Meerkat.

“Nadie se muere de ganas de ver Juego de tronos en Periscope” , comentó.

Los canales pagos HBO y Showtime no quisieron pronunciarse sobre el tema.

Pero uno de los promotores de “la pelea del siglo” , Top Rank, considera seriamente entablar demandas.

“Pensamos que los que distribuyen contenidos sin autorización, están haciendo trampa. No tienen derecho”, dijo Todd duBoef, jefe de Top Rank.