Economía

Factores económicos frenan aporte de ciudades en América Latina

Baja productividad, informalidad laboral y falta de inversión en infraestructura y conocimiento frenan las aportaciones de las ciudades al desarrollo.

Por QUITO / EFE

Sao Paulo, Brasil, una de las ciudades más grandes del mundo. (Foto Hemeroteca PL
Sao Paulo, Brasil, una de las ciudades más grandes del mundo. (Foto Hemeroteca PL

Con motivo de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Habitat III, que se lleva a cabo en Quito hasta este jueves, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló un documento sobre las grandes tendencias de la urbanización en la región.

La conferencia aprobará el jueves la Nueva Agenda Urbana, un documento de 175 párrafos elaborado durante los últimos tres años con lineamientos que deberá seguir el mundo en esta materia en las próximas dos décadas.

Factores como la débil planificación del crecimiento limitan beneficios propios de la ciudad, como las economías de aglomeración y de escala, la proximidad de los factores de producción y el intercambio de ideas y de innovación, dice la Cepal.

El estudio destaca también que en Latinoamérica se produce una doble transición en el ámbito urbano, por el descenso en el ritmo de la migración rural-urbana y por el envejecimiento y la disminución de las tasas de crecimiento de la población.

La Cepal menciona también la alta concentración económica, poblacional y administrativa en pocas y grandes áreas metropolitanas, característica de la región.

Aunque en América Latina el porcentaje de población que vive en infraviviendas disminuyó de 25.5% en el 2005 a 21.2% en el 2014, el organismo señala que la desigualdad, la segregación socioespacial y los problemas de seguridad ciudadana siguen siendo desafíos pendientes.

También menciona la vulnerabilidad ante el cambio climático que sufre la región, especialmente los países de Centroamérica y el Caribe y agrega, por otra parte, que el crecimiento de las urbes eleva los problemas ambientales, producto de la presión de los patrones de producción, de distribución y de consumo privado.

Pese al creciente reconocimiento de las ciudades “como un macro bien público”, según la Cepal se mantienen las dificultades de gobernanza en materias como la gestión de los servicios públicos, la coordinación y separación de responsabilidades, la capacidad de recopilación de datos y el financiamiento de las urbes, añade el informe.