Economía

Trabajar en casa puede ser ¿útil o riesgoso?

Las empresas han buscado la manera de ser más competitivas y reducir costos, apoyándose en la tecnología para alcanzar la calidad y la excelencia.

Por Guillermo Ramírez

Trabajar en casa puede que no sea la mejor opción, aunque tiene beneficios. (Foto Prensa Libre: globalplace.net)
Trabajar en casa puede que no sea la mejor opción, aunque tiene beneficios. (Foto Prensa Libre: globalplace.net)

Trabajo flexible es un concepto moderno creado por empresas que emplean a personas que trabajan fuera del negocio. Sin embargo, existen teorías que afirman que ese tipo de labor es dañino.

Algunos expertos defienden que la flexibilidad laboral o teletrabajo es una herramienta beneficiosa por la situación económica actual y la creciente globalización, y es una manera de beneficiar a los colaboradores y hacer más competitivo al negocio.

Otros señalan que el trabajo a distancia aísla al empleado; y la externalización del trabajo, aunque reduzca los gastos de operación, diluye la responsabilidad empresarial y la inversión en seguridad de los colaboradores.

Afecta la salud

  • Gail Kinman, sicólogo y profesor de Salud Ocupacional, expone un nuevo punto sobre la flexibilidad laboral.
  • Kinman ha dado la voz de alerta y advierte de que un horario manejable es perjudicial para la salud, debido a que existe una presión extra sobre los trabajadores en su tiempo libre.
  • “La imposibilidad de desconectarse y la sensación de aislamiento al trabajar la mayor parte del tiempo desde casa, es perjudicial”, indica Kinman, en el sitio theguardian.com.
  • Un problema habitual es que la necesidad de mandar correos electrónicos y aceptar llamadas fuera del horario laboral impide desconectar a los sistemas y recuperarse adecuadamente. “Al dormir con esa sensación, no lo hacemos bien y la capacidad de nuestro sistema inmunológico se reduce”, apunta el profesional.
  • Agrega que dos de cada tres empresas británicas ofrecen horarios flexibles, pero son interminables y miles de trabajadores comienzan y acaban sus días leyendo y respondiendo correos.

Entre los distintos tipos de flexibilidad laboral está la salarial o financiera, que individualiza salarios; la geográfica, que se refiere a la ubicación física; la funcional, que le apuesta a las capacidades y destrezas de un empleado, y la numérica, que permite adaptar a los colaboradores en diferentes jornadas laborales, según la producción, apunta el sitio puntoseguridad.com.

productividad

El asesor corporativo Carlos Luna Rivara considera que el concepto y práctica de la flexibilidad no debe significar una merma en la productividad de cualquier negocio, ya que en la medida que se les dan más beneficios a las colaboradores, se genera la fidelización, lo que crea mayor entrega y productividad.

Para Marco Penado, gerente de Manpower Guatemala, al ofrecer horarios laborales flexibles es importante que las empresas tengan claro que brindan un beneficio a sus empleados. Esto, afirma, provocará en ellos sentimientos de bienestar y satisfacción, lo que conlleva a mejorar ambientes de trabajo, retención del talento, lealtad e incremento de la productividad de los empleados en la empresa.

Luna Rivara enfatiza que las generaciones han cambiado, por lo que en ciertas industrias y niveles jerárquicos es beneficioso aplicar el trabajo flexible.

Hay que puntualizar cómo se presenta la flexibilidad, porque no significa menos horas de trabajo, sino cumplir, aunque haya la posibilidad de salir de la oficina, estar en casa o hacer mandados.

“Hay muchos que quieren manejar o trabajar una empresa a control remoto, sin compromiso y sin cumplir objetivos, y eso no funciona”, asevera Luna Rivara.

Moisés Moya, director ejecutivo de Aden Guatemala, expresa que hay empresas que tienen una visión tecnológica, invierten en innovación y utilizan métodos de trabajo distintos, como el teletrabajo. Aunque muchos, que se preocupan de la salud ocupacional o la prevención de riesgos laborales, critican la opción.

“El trabajo a distancia es una relación de confianza, y lo que muchos negocios buscan es bajar su índice de rotación, además de mejorar la relación patrono-empleado”, indica Moya.

El director académico destaca que el teletrabajo funciona mejor con mujeres, ya que genera una conciliación familiar, porque ella es la que más se ocupa del hogar.

Penado considera que el trabajo a distancia es beneficioso en todo sentido. “A los empleados les ayuda mucho a balancear su vida laboral y personal, y la empresa se ve beneficiada con personas mucho más comprometidas con ella”, apunta.

Para el capacitador empresarial Jorge Martínez, abrir nuevos espacios para los trabajadores es muy productivo, porque si el colaborador puede hacer otras cosas, el trabajo a distancia se convierte en una herramienta muy productiva, por ejemplo, en las ventas. “Los ejecutivos necesitan tiempo para salir y reunirse con los clientes. Los contactos y reuniones se pueden hacer de distintas maneras y lugares”, especifica Martínez.

Cuando una organización comprende que los colaboradores necesitan flexibilidad, puede empezar a cambiar la dinámica comercial, según Martínez, pero siempre se deben tener claros los parámetros de los contratos y el tiempo y forma de trabajo.

tendencia

En Guatemala no hay una línea por seguir, mientras que en Centroamérica se practica un horario de trabajo. La mayoría de empresarios de la región prefieren tener a los empleados en la oficina, detalla Moya. “ La tendencia a nivel mundial de teletrabajo ha aumentado un 20% en los últimos cinco años”, dice el catedrático.

En las nuevas empresas tradicionales y emprendimientos, el concepto de trabajo a distancia sí podría aplicarse, afirma Luna Rivara.

Para Martínez, el horario flexible ha crecido en el país y es muy rentable para las empresas.

“La tendencia en Guatemala va en crecimiento, porque se han hecho más competitivas con ese método”, concluye Penado.