Economía

Junta Monetaria mantiene en 3% la tasa líder

La Junta Monetaria (JM) decidió la tarde de este miércoles mantener la tasa líder de interés, instrumento que sirve para controlar la tasa de inflación. 

Por Urías Gamarro

Sergio Recinos, presidente en funciones del Banco de Guatemala, explicó que los integrantes del ente colegiado, evaluaron el contexto internacional y local, por lo que el resultado fue dejar intacta el indicador de referencia.

El funcionario, destacó que en el entorno externo se consideró las proyecciones de crecimiento económico mundial para 2017, en las cuales prevalecen riesgos de baja incertidumbre, para economías como Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.

Además, refirió que el precio del barril internacional del petróleo marcará una ligera tendencia al alza.

Mientras que en el plano interno, el Índice Mensual de la Actividad Económica, a diciembre del año pasado fue de 3.4%, que está en sintonía con las proyecciones de crecimiento económico de 3.1%,  y para 2017 que ubica entre 3% a 3.8%.

La tasa líder de interés es un mecanismo que tiene el Banguat, para controlar la inflación (alza generalizada de precios en la economía). Además que mantiene al mismo costo el acceso al crédito.

Política cambiaria

En otro tema Recinos, anunció que implementarán  acciones adicionales y temporales para controlar el tipo de cambio en el mercado.

Las medidas, dijo se oficializarán en los próximos días.

En un año, la apreciación del dólar con respecto al quetzal es de 3.5%, atribuida en parte por el alto volumen de ingresos de divisas por remesas familiares.

La tasación del tipo de cambio, se ubica en  niveles cercanos a los registrados en el 2008, expuso Recinos, por lo que se consideró llevar a cabo modificaciones.

Este año, la JM también realizó cambios a la política cambiaria, que incluyó ampliar la oferta de dólares hasta US$40 millones por día, así como el número de subastas a cinco.

Colocación de bono

El Ministerio de Finanzas, informó esta noche que se adjudicaron Q180 millones en bonos del Tesoro en anotación a cuenta (pequeños inversionistas).

Del resultado, Q160 millones fueron a un plazo de 10 años, y Q20 millones a cinco años.

La demanda fue de Q336 millones.