Economía

Los países petroleros del Golfo deben reducir gastos y diversificarse

Los países petroleros del Golfo deben reducir sus gastos, incluidas las subvenciones, y diversificar sus economías para hacer frente a la merma de ingresos por la caída de los precios del petróleo, aconseja el Fondo Monetario Internacional (FMI) .

Por Dubi / AFP

Países petroleros deberán reducir costos.
Países petroleros deberán reducir costos.

Sin embargo, las ricas petromonarquías “no deberían reaccionar de forma impulsiva a los bajos precios” actuales del oro negro, declaró Masood Ahmed, jefe de la división Oriente Medio y Asia Central del FMI, en una entrevista concedida el lunes a la AFP en Dubái.

Estos países deberían mas bien “ajustar gradualmente” sus economías echando mano de las ingentes reservas financieras acumuladas durante años cuando el precio del crudo era alto, agregó.

Ahora que los precios alcanzan niveles inferiores a los previstos cuando se elaboraron sus presupuestos, “es importante que (estos países) reduzcan progresivamente, pero de forma determinada sus gastos y consoliden su posición fiscal” , según el experto.

Los precios del petróleo han perdido el 50% del valor desde junio de 2014 y van a situarse por bajo del umbral de rentabilidad para los países del Golfo en los tres o cuatro próximos años.

Las economías de los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG- Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos rabes Unidos, Kuwait, Omán y Catar) son muy dependientes de los ingresos energéticos.

El excedente presupuestario de 76.000 millones de dólares en 2014 se transformará este año en un déficit de 113.000 millones, según el último informe regional del FMI.

Para los países, los ingresos generados por la exportación de petróleo serán de 280,000 millones de dólares, por debajo de los de hace un año.

Esta previsión no tenía en cuenta las repercusiones del conflicto en Yemen, donde cinco países del CCG realizan desde finales de marzo una campaña aérea bajo liderazgo saudí contra los rebeldes chiitas, apoyados por Irán.

Las monarquías petroleras “tienen que actuar para reforzar sus esfuerzos y diversificar sus economías y hacerlas menos dependientes del petróleo” , aconsejó Ahmed, quien precisó, no obstante, que la mayoría ya han tomado medidas en este sentido.

“Los Emiratos están en una fase más avanzada en materia de diversificación. Los otros tratan, a diferentes niveles, de fomentar la actividad del sector privado, fuera del sector petrolero” .

- Reducir las subvenciones

También recomienda a los países del CCG que reduzcan las subvenciones energéticas para que minimicen los gastos públicos y fomenten un cambio en el comportamiento de los consumidores.

“La mayoría de los países del CCG mantienen un precio de venta para los productos energéticos inferior a los precios internacionales” , dijo Ahmed. “Con el tiempo, es importante reducir las subvenciones energéticas” .

Las monarquías del Golfo tendrían que contener asimismo el crecimiento de los salarios en el sector público, que emplea a nacionales, contrariamente al sector privado, que depende de millones de trabajadores extranjeros.

Además, tendrán que dar prioridad a proyectos de inversión que “contribuyan al desarrollo” , aconseja el experto.

Para estos países, los ingresos generados por la exportación de petróleo serán de 280,000 millones de dólares, por debajo de los de hace un año.

Con excepción de Catar, rico en gas, y de Kuwait, los otros países del CCG tendrán déficits presupuestarios este año, subraya Ahmed, quien vaticina que esta situación va a durar dos o tres años.

“Es importante reconocer que los países del CCG han acumulado márgenes financieros que los ponen en una posición muy favorable para utilizar estos ahorros para financiar los gastos” , subraya el experto.

Esto minimizaría el impacto económico de la caída del precio del petróleo. Los países del CCG dispondrían de unos 2.5 billones de dólares en reservas.

El FMI estima que estos países del CCG crecerán el 3.4% en 2015, un 1% menos que en previsiones anteriores.