Economía

Los precios de las materias primas se desmoronan

Los precios de las materias primas sufrieron de nuevo grandes caídas este lunes empujados por la inquietud que genera la economía china, gran consumidora de materiales industriales, y el pánico de los inversores por el lunes negro en las bolsas.

Por Londres / AFP

Un inversionista revisa hoy algunos indicadores en bolsa de China. (PlL-EFE)
Un inversionista revisa hoy algunos indicadores en bolsa de China. (PlL-EFE)

China, segunda economía mundial y primer consumidor de metales industriales, vio como su bolsa principal, la de Shanghái, caía este lunes un 8,49%.

“La caída en picado de las materias primas es el reflejo del pesimismo sobre China, cuyas bolsas están en desbandada” , dijo   Daniel Ang, analista de Phillip Futures en Singapur.

Los inversores temen que la demanda china de materias primas sufra por la disminución de la actividad industrial del gigante asiático.

Así, el barril de petróleo “light sweet crude”  cayó por debajo de los 40 dólares, su nivel más bajo en seis años y medio, y el de Brent del mar del Norte por debajo de los 45, unas caídas de las que se puede también responsabilizar a la oferta excesiva.

Los inversores empiezan a temer en serio que la debilidad de la economía china tenga un efecto dominó.

Otras materias primas necesarias para la actividad industrial, como el cobre o el aluminio, también han llegado a niveles no vistos en mucho tiempo.

El cobre, cuyo precio se considera un termómetro por su amplio uso en todos los sectores de la industria, cayó por debajo de los 5.000 dólares por tonelada el viernes por primera vez desde la crisis financiera de 2009, mientras que el aluminio cayó a su nivel más bajo en seis años.

El índice Commodity Index de Bloomberg, que enumera 22 materias primas, alcanzó este lunes su nivel más bajo desde agosto de 1999.

Por el contrario, el precio del oro, un refugio seguro en tiempos de crisis, subió y alcanzó su nivel más alto desde principios de julio.

- El miedo al efecto dominó -

Los inversores empiezan a temer en serio que la debilidad de la economía china tenga un efecto dominó y acabe golpeando a toda la economía mundial.

Entre mediados de junio y finales de julio, la Bolsa de Shanghái perdió casi el 30% de su valor, llevando al gobierno a adoptar medidas drásticas para acabar con la sangría, como imponer tres devaluaciones de la moneda nacional, el yuan.

Estas medidas fueron interpretadas por los inversores como una señal de que la debilidad de la economía china es mayor de lo que se creía, extendiendo así el pesimismo.

“El Banco Central chino ha fallado espectacularmente en estimular su economía, la recuperación europea se basa en un euro más débil socavado ahora por la devaluación del yuan y Estados Unidos vive la recuperación más lenta de su historia, a pesar de los enormes subsidios” , dijo Jasper Lawler, analista de CMC Markets.

El lunes, el pánico recorrió todas las bolsas europeas, con pérdidas de más del 4% en Londres, Fráncfort, Madrid o Amsterdam a primera hora de la tarde.

Sin embargo, algunos analistas no ceden al pesimismo y creen que los precios de las materias primas se recuperarán porque los fundamentos económicos son positivos.

“Las cifras de julio de demanda de materias primas son robustas (...), la demanda de cobre refinado subió un 2% en ese mes y 6% en tasa interanual. Otras cifras muestran que la demanda es más fuerte que la oferta. Para nosotros, es realmente la especulación la que está causando la caída de precios, así como las medidas impuestas por el gobierno chino” , estimaron los analistas de Commerzbank.

“Esperamos que los precios vuelvan a subir en el curso del año” , concluyeron.