Economía

#DiaDelTrabajo: Los rostros del esfuerzo diario

Hoy se celebra el Día Internacional del Trabajo y las historias de estos seis guatemaltecos, que aspiran a ganar más para mejorar sus condiciones de vida, son un vivo retrato de la realidad que viven miles de connacionales en el área laboral y salarial.

Por Guillermo Isaí Ramírez

Empleados guatemaltecos que ganan el salario mínimo expresaron su deseo de mejorar sus ingresos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Empleados guatemaltecos que ganan el salario mínimo expresaron su deseo de mejorar sus ingresos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Trabajadores que ganan el salario mínimo expresan su deseo de superación y de obtener un mejor empleo y suplir otras necesidades, aunque están contentos por no estar desempleados.

El salario mínimo para las actividades agrícolas y no agrícolas es de Q2 mil 747.03, y para la maquila de Q2 mil 534.14.

Según la Encuesta de Empleo e Ingresos del 2014 (ENEI 2-2014), presentada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los guatemaltecos ocupados son 6 millones 131 mil 995, y los asalariados son 3 millones 809 mil 377.

El 37.5% de la población ocupada tiene un empleo privado.

Entre otros datos, 1.7 millones de personas trabajan más de 48 horas semanales, y más de 21 mil asalariados trabajan en jornada nocturna. Al menos 117 mil asalariados trabajan una hora extra más al día.

Ocho de cada 10 empleos en el país son informales y la tasa de desempleo es de 2.4% en los primeros seis meses del año.

Testimonios





“Son muy pocas las oportunidades”

Rodolfo Hernández, guardia de seguridad, expresó que en provincia existen pocas oportunidades, por lo que hay que migrar a la capital.

Hernández cree que con Q500 más que ganara le alcanzaría para pagar el alquiler y comer mejor.

“Me encantaría poder ayudar más a mi familia, pero es difícil. Tengo varios amigos que no encuentran trabajo porque no estudiaron, y así es más difícil. Por eso, los jóvenes deben aprovechar los estudios para tener un buen empleo”, expresó el guardia.





“Es más difícil encontrar trabajo”

Lesly Alonzo, cajera de un restaurante de comida rápida, afirma que sería maravilloso contar con más ingresos mensuales.

Alonzo considera que con Q400 más le alcanzaría para pagar sus pasajes diarios y comprarse más ropa.

“En estos días es difícil encontrar trabajo, por eso hay que apreciarlo y ser un buen empleado”, dijo Alonzo.

“Me gusta hacer lo que hago, y todos los días lucho, ya que la inspiración de mi vida es mi hija. A veces, trabajar los días festivos y fin de semana es duro, pero es cuestión de actitud”.





“Me gustaría ganar más”

Kevin Catalán, encargado de una venta de calzado, expresó que desearía ganar más porque sus ingresos no le alcanzan. “Cuando se enferma un hijo es más difícil, y el pago solo alcanza para solventar deudas. Ya no hay para gustos”.

Catalán quisiera ganar por lo menos Q3 mil 500. “Los descansos son entre semana, y hay gente que anda buscando un trabajo, pero quiere descansar sábado y domingo, sin embargo, eso es difícil cuando hay que cumplir con compromisos”.





“Tener una mejor vida”

Cindy Tello, encargada de una joyería, afirmó que ganar el salario mínimo no es suficiente, pero con Q500 más podría alimentar mejor a su hija y darle una vida mejor.

Con el salario uno trata de salir adelante, aunque cuando hay deudas es más difícil, dijo.

“Muchos pueden llegar a tener un empleo, pero no se esfuerzan, porque no lo valoran”, aseguró Tello.

En este momento no estudia, pero expresó que el próximo año, una de sus metas es seguir estudiando y obtener un mejor empleo.





“Hay que ser positivos”

Diego Sis, vendedor de Universal Play, cree que hay que estar agradecidos por tener un trabajo.

“Hay que confiar, ser persistentes y positivos ante cualquier circunstancia”, afirma Sis.

Para solventar todas sus deudas, el vendedor necesita por lo menos Q2 mil, además de pagar el alquiler de su vivienda.

“Mi deseo es seguir trabajando hasta llegar a contar con un capital que me permita comenzar un negocio propio, y de esa manera ayudar más a mis padres”.





“Buscan a los trabajadores”

Alexander Castro, dependiente de mostrador, apuntó que desde los 15 años trabaja, porque hay muchas necesidades que suplir.

Castro afirma que ganar el salario mínimo no alcanza, pero con Q500 más podría solventar más problemas, y comenzaría a ahorrar para poder llegar a tener un negocio propio   .

“Ha sido difícil conseguir empleo, sin embargo, cuando las empresas ven que la persona es responsable y trabajadora, confían en uno. Quiero seguir estudiando para lograr mis sueños”.