Economía

Sectores resienten impacto del paro de transportistas

Navieras dejan de cargar y despachar, mientras transportistas no ceden y afirman que mantienen su posición.

Por Byron Dardón y corresponsales

A las orillas de la ruta que conduce a Puerto Quetzal se ubicaron pipas de combustible. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
A las orillas de la ruta que conduce a Puerto Quetzal se ubicaron pipas de combustible. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Los transportistas se niegan a movilizar mercancías por la restricción de horarios para circular y cumplieron este viernes su segundo día de paro.

Esta situación ha empezado a generar un impacto económico en los sectores productivos.

Mediante un comunicado a sus clientes en Guatemala, algunas navieras refirieron que, como consecuencia de los paros, no se ha podido entregar carga de importación desde puerto Santo Tomás, tanto en Guatemala como en

El Salvador.

El documento agrega que de igual manera se ve retrasada la exportación con origen en Guatemala y El Salvador, así como los servicios de transporte terrestre a cualquier país en Centroamérica.

Las navieras enfatizaron que ese problema podría generar atrasos en sus entregas.

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex), explicó que muchas ventas no se han despachado porque los camiones no han podido llegar a los puertos.

Los viernes son los días más importantes,  ya que se termina la producción de la semana y se incrementa la cantidad de contenedores para transportar, refirió.

Esto atrasa todo el ciclo porque, si no se exporta, no se recibe el pago, por lo que se dejan de liquidar planillas y otros gastos.

Según Ceballos, a la semana se despachan seis mil contenedores de mercancías en general.

Este tipo de acciones, afirmó,  provoca  que las navieras incrementen el costo de sus fletes.

En reserva

Adán Aquino, gerente general de transportes Los Andes, informó que las aduanas fronterizas con El Salvador y Honduras están libres; sin embargo,  aseguró el problema radica en que los empresarios no han enviado mercancías previendo que el paro de los transportistas continúa.

“La Municipalidad miente al decir que hubo diálogo.  Nunca lo hubo, sino solo exposición de los nuevos horarios, sin atender las peticiones de reconsiderar la medida”

“Tecún Umán está cerrada, no por los pilotos, sino porque nadie lleva carga. Santo Tomás y Puerto Quetzal están en la misma situación”, aseguró.

“La Municipalidad miente al decir que hubo diálogo.  Nunca lo hubo, sino solo exposición de los nuevos horarios, sin atender las peticiones de reconsiderar la medida”, indicó Aquino.                        

“Estamos de acuerdo en una hora más, pero no con la restricción del sábado y domingo”, afirmó el ejecutivo.                      

Bloqueos

El paro de los transportistas se mantuvo ayer cerca de los ingresos a los puertos Quetzal, Santo Tomás y  Barrios, y en la frontera de Tecún Umán, San Marcos.

En los tres lugares se podían observar  filas de camiones a las orillas de la carretera para dejar libre el paso de vehículos.

Sergio Escobar, transportista, señaló que las medidas continuarán hasta que la Municipalidad de Guatemala desista  de modificar el horario que les impide transitar, y dejó claro que no desean perjudicar a los ciudadanos.

Autoridades de ambos puertos aseguraron que cuentan con la capacidad para atender la demanda de buques que  descargan mercadería,  y que el producto será guardado en los patios de almacenaje.

“Quiere —Álvaro Arzú— que trabajemos en  un horario que nos perjudica.  Ya que no nos quiere atender, queremos que nos deje trabajar” refirió otro piloto afectado por la medida municipal.