Economía

TASA defiende contratación

La empresa Terminales del Atlántico (TASA), defendió este martes por medio de un comunicado de prensa el haber obtenido el contrato para construir y operar la nueva terminal de combustibles del Aeropuerto Internacional la Aurora.

Por Redacción Mundo Económico

Aviones en el Aeropuerto Internacional La Aurora.
Aviones en el Aeropuerto Internacional La Aurora.

El documento  de TASA refiere que la empresa fue la ganadora de la licitación convocada por la Dirección General de Aeronaútica Civil (DGAC), dentro del marco del Plan Maestro del Aeropuerto Internacional La Aurora, elaborado por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)

El 24 de noviembre del 2014 la DGAC otorgó a TASA la licitación; sin embargo, las otras firmas que participaron no estuvieron de acuerdo con la desición.

Entre las empresas interesadas figuraban Puma Energy, Chevron (Texaco), Terminales del Atlántico (Grupo Terra) y Liquisa.

Este martes representantes del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) pidieron durante una conferencia de prensa que se esclareciera dicha situación.

Arrendamiento

  • El área a arrendar de 13 mil 500 metros cuadrados será otorgada a la empresa beneficiada por un plazo de 15 años renovables, la cual deberá pagar una renta fija no menor de Q8 por metro cuadrado, otra renta variable más un derecho de explotación por el volumen de venta.

Según las autoridades de TASA, no existe ninguna otra empresa que vaya a prestar este servicio en el aeropuerto nacional, por lo que hizo un llamado al público para “no dejarse sorprender por alguna empresa y/o persona que este desinformando y trasladando información manipulada que solo sirve a sus propios intereses”.

La información refiere que la compañía (TASA) fue el proveedor seleccionado por cumplir los requisitos legales, técnicos y económicos, entre estos: el arrendamiento, la construcción y operación de la terminal de combustibles.

Según refiere el comunicado, la mencionada terminal, en proceso de construcción, fue diseñada para incrementar la competividad, garantizar el suministro de combustible de calidad a precios competitivos a las líneas aéreas.

Fausto Velásquez, representante legal de TASA, dijo que la empresa está obligada a dar espacio a cualquier a otra firma que quiera vender combustible dentro de la terminal.

Refirió que otros competidores ofertaron el monto más alto para la construcción y la menor renta para el Estado, mientras que Terminales del Atlántico ofreció el menor costo de construcción y la mayor renta para el Estado lo que motivo que se le concediera el contrato.