Economía

Variables económicas destacan estabilidad nacional

Los guatemaltecos acudirán mañana a elegir nuevas autoridades en medio de las expectativas respecto del desenvolvimiento de la economía, que durante el primer semestre del año mantuvo un ritmo estable.

Por Urías Gamarro

Archivado en:

Economía Variables
En el primer trimestre la economía creció 4.8%. (Foto Prensa Libre:HemorotecaPL)
En el primer trimestre la economía creció 4.8%. (Foto Prensa Libre:HemorotecaPL)

Analistas consultados por Prensa Libre, refieren que a pesar de que el factor político tiene una incidencia directa en las decisiones que toman los agentes económicos, la coyuntura actual trastornó el clima que se tenía previsto a principios del año y ha generado incertidumbre.

Aunque las variables muestran un desempeño estable en los primeros siete meses, las repercusiones podrían reflejarse para el 2016 e incluso extenderse al 2017, según las proyecciones que realiza el Banco de Guatemala.

Esta situación impactaría al nuevo gobierno en áreas como atracción de inversión, clima de negocios y recaudación.

Aunque en el 2014 la economía creció 4.2%, dicho comportamiento es insuficiente para resolver los problemas de pobreza y desigualdad.

La economía nacional se encuentra en un ciclo de reactivación o recuperación luego de la crisis económica del 2009.



Los indicadores que miden el desempeño de la económia mantienen un desenvolvimiento estable, según el comportamientode las variables.
Los indicadores que miden el desempeño de la económia mantienen un desenvolvimiento estable, según el comportamientode las variables.


Panorama macro

La economía del país, medida por el Producto Interno Bruto (PIB) —valor de los bienes y servicios producidos en un año— para este ejercicio se proyecta entre 3.6% y 4.2%.

El cálculo más reciente dado a conocer la semana última por el Banco de Guatemala (Banguat) refiere que la producción del país alcanzaría el valor superior, o sea arriba del 4%; esto debido al desempeño favorable de algunos indicadores.

En el primer trimestre —enero, febrero y marzo—, la economía creció 4.8% y la producción fue de Q57 mil 437.5 millones.

El Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) mantiene un ritmo estable en el primer semestre del año, eso quiere decir que la producción se mantiene en la escala proyectada.

A partir de mayo hasta agosto, el Índice de Confianza de la Actividad Económica del Sector privado muestra una desaceleración —ritmo de crecimiento menor— que en agosto se situó en 21.67% siendo la escala más baja registrada en los últimos siete años.

Otras variables que han mostrado desempeño positivo en el primer semestre del año son el ingreso de divisas por remesas familiares, turismo, inversión extranjera directa y comercio exterior.

La inflación se mantiene con ritmo de 2.32%, lo que significa que se mantiene el poder adquisitivo de la moneda, gracias a la disminución en los precios de las materias primas como los derivados del petróleo, trigo, maíz, así como la disminución de precio del tipo de cambio.

En el área de política fiscal, la brecha —impuestos programados y no recaudados— acumuló durante los primeros siete meses del año, más de Q2 mil millones. Este dinero no pudo ser recaudado por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Además se incrementó la deuda pública que alcanzó a julio Q118 mil millones.

Reactivar la economía y políticas para generar empleo son las principales plataformas que impulsaron los candidatos durante la campaña.

En cada una de las propuestas se plantearon diferentes modelos por parte de las agrupaciones políticas que participan en la contienda.