Economía

Viento deja sin energía eléctrica zonas del país

Debido a los fuertes vientos que azotan el territorio nacional, la red de distribución eléctrica se ha visto afectada, principalmente en el Suroccidente y Suroriente del país informó Energuate.

Por Guillermo Isaí Ramírez

Los fuertes  vientos en varios departamentos del país han botado postes y árboles y han dejado sin electricidad a los vecinos. (Foto Prensa Libre: usuario de Instagram neftonesgt)
Los fuertes vientos en varios departamentos del país han botado postes y árboles y han dejado sin electricidad a los vecinos. (Foto Prensa Libre: usuario de Instagram neftonesgt)

La institución reportó que en el interior del país se registran líneas rotas, debido a cortocircuitos y ramas de árboles que han caído sobre las líneas de distribución.

En Suchitepéquez, los municipios más afectados son Mazatenango, Chicacao, Samayac y San Francisco Zapotitlán.

En Santa Rosa, las localidades más afectadas son Chiquimulilla, Nueva Santa Rosa, las playas de Monterrico y Las Lisas.

En Oriente se registran fallas en Jutiapa, El Progreso, Asunción Mita y Jalpatagua.

El viento ha causado interrupciones en el servicio desde la tarde del viernes.

Energuate ha activado personal adicional para atender las fallas en el menor tiempo posible.

Ciudad capital

Jorge Alonso, gerente general de la Empresa Eléctrica de Guatemala (Eegsa), afirmó que por el momento no han activado un estado de alarma, aunque si hay fuertes vientos en la ciudad capital.

Explicó que el estado de alarma lo activan al momento de registrar 40 boletas o casos pendientes de atender, y que en este momento tienen 28 boletas.

Alonso reportó que por el momento todos los casos han sido resueltos y que los sectores afectados ayer con pequeñas interrupciones que duran segundos fue en la zona 11. Mientras que hoy también hubo cortes pequeños en Bárcenas, Villa Nueva y Amatitlán.

“Ayer cerramos con 20 casos, pero lo usual es que se registren 10 casos”, dijo Alonso.

Según el gerente por el momento dos cuadrillas trabajan en Hacienda Nueva, carretera a El Salvador, donde cayó una rama de un árbol de gran tamaño.