Opinión

Sostenibilidad corporativa

Índices de sostenibilidad

Karen Wantland

Karen Wantland

Cada vez más aparecen en los bancos, en las bolsas de valores y en las asociaciones de inversionistas índices que se refieren a la sostenibilidad. Esto debido a que si una empresa gestiona adecuadamente sus aspectos sociales, ambientales y económicos reduce sus riesgos y aumenta su valor.

Uno de los primeros índices de sostenibilidad que se crearon en las bolsas de valores fue el de Down Jones, en 1999.

La iniciativa es bien aceptada por los inversionistas, que estiman cada vez más las buenas prácticas de las empresas. La información que emite Down Jones en conjunto con RobecoSam es en la actualidad muy reconocida y ha provocado la salida de diversas firmas del codiciado índice.

Según la información que aparece en la “Iniciativa de Sostenibilidad en las Bolsas de Valores” que promueve las Naciones Unidas con el Pacto Global y otras agencias, en la actualidad existen más de 60 bolsas de valores, entre ellas las más importantes del mundo, que promueven índices de sostenibilidad.

De ahí que la gran mayoría se sumó al movimiento “Toca la campana por la igualdad de género”, en vinculación con el 8 de marzo.

Aunque si bien es cierto que la mayoría de las empresas en Guatemala son privadas, es importante que consideren que eventualmente algún socio comercial, cliente o hasta proveedor le puede solicitar que avance en relación con la sostenibilidad y que lo comparta e informe, a través de reportes que son públicos.

El tema es una tendencia de mercado, ya reconocida por estrategas como Michael Porter, y como el mundo cada vez está más conectado, mientras más rápido se prepare una empresa, mejor para ella.

Los bancos, de igual manera, ya generando incentivos o procesos de debida diligencia en sostenibilidad.

El Banco Mundial, por ejemplo, acaba de emitir un primer bono en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las entidades financieras vinculadas con los Principios de Inversión Responsable también se han sumado a esta agenda.

En otros casos, grupos de inversionistas han solicitado procesos de debida diligencia específicos de temas ambientales o sociales para asegurar que su inversión no es cómplice de alguna mala práctica. Esto, como saben algunos, ya ha sucedió en Guatemala y afecta las operaciones locales. Es por eso que a nivel global cada vez más se les solicitan a las empresas que muestren su buena voluntad de avanzar.

Una plataforma que puede ser de utilidad es el Pacto Global, la iniciativa de sostenibilidad corporativa más grande del mundo que se vincula con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las plataformas mencionadas.