Hogar materno infantil vuelve a funcionar

Después de haber permanecido cerrado   tres meses, por   falta de personal, el Hogar Materno Infantil Dulce Espera, de Salamá, Baja Verapaz, reabrió sus  puertas para atender de manera gratuita a personas de escasos recursos.

Por Carlos Grave / Salamá

El hogar Materno Infantil Dulce Espera brinda atención las 24 horas. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave).
El hogar Materno Infantil Dulce Espera brinda atención las 24 horas. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave).

Marta Colocho, representante del Comité de Sostenimiento del Hogar, indicó que  en enero último el  personal contratado por el Área de Salud se retiró, por conflictos sindicales y el lugar tuvo que cerrar.

“Después de varias gestiones   se logró que un grupo de voluntarios      brindara atención gratuita, mientras se gestionan los fondos para   pagarles”, manifestó Colocho.

El sacerdote Gregorio García   expresó  que el hogar es una gran ayuda para los pobladores  de escasos recursos.

Odilia Pablo,   del Comité de Sostenimiento,    indicó que el equipo está compuesto por cinco enfermeras, tres guardianes y dos conserjes, quienes brindarán servicio las   24 horas, con el objetivo de  contribuir en la prevención de   muertes maternas.



Parte del personal que trabajará en el hogar materno. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave).
Parte del personal que trabajará en el hogar materno. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave).