Comunitario

Buscan casos de chagas

Mil 118 pruebas de 104 mil 492 tamizajes de sangre que registró el Ministerio de Salud el año pasado dieron positivo con chagas, pero por distintas causas esa dependencia no ubica a los portadores para una segunda prueba que confirme el resultado y brindarles tratamiento.

Por Glenda Sánchez

Archivado en:

Mal de Chagas OMS Virus

De enero a noviembre últimos, Salud reportó 95 casos de chagas, cifra que sobrepasó los 43 de 2014.

No ubicar a los posibles infectados representa riesgo porque son agentes transmisores, pues el mal se contagia por el parásito que contiene la chinche picuda —que pica en áreas expuestas de la piel y defeca cerca del piquete—, por la vía sexual, durante el embarazo —de madre a hijo— o la lactancia, alimentos contaminados, incidentes en laboratorios y donación de órganos de personas infectadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, en el mundo, unos siete millones de personas están infectadas por Trypanosoma cruzi, causante de la enfermedad. La mayoría de casos se encuentran en 21 países de América Latina, en menor cantidad en Europa y algunos en el Pacífico occidental.

Ana Pons, coordinadora del Programa Nacional de Chagas del Ministerio de Salud, refirió que en el oriente del país es donde más casos se registran. En especial en Jutiapa, Santa Rosa, Chiquimula, Jalapa y Zacapa.

“A finales del año pasado, en Petén, Sololá y algunos lugares de Izabal se detectaron casos, áreas no comunes del animal que pasa el parásito”, dijo.

Pons indicó que en los últimos meses han atendido a 320 personas con mal de Chagas, quienes reciben control y medicamento.

Riesgo

“El obstáculo que tiene el Ministerio —para localizar a personas infectadas con chagas— es que las direcciones que dejan los donantes de sangre no son datos correctos; por ende, se complica ubicarlos, pero se continúa la búsqueda”, aseguró Pons.

La cifra, comparada con el 2011, presenta una leve subida, ya que en ese período se registraron mil 22 casos positivos de 105 mil 803 tamizajes.

Zulma Calderón, delegada de la Procuraduría de Derechos Humanos, manifestó que el problema también se debe a que el guatemalteco está acostumbrado a migrar, por diferentes factores; uno de ellos, el económico.

“Se torna complicado encontrar al paciente, por la migración, y aún más porque raras veces se presentan síntomas”, indicó.

Fernando Ortiz, médico del Área de Epidemiología del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, coincidió en que la persona con chagas no presenta muchos síntomas. “Los más frecuentes son insuficiencia cardiaca, fatiga, malestares que pueden simular otra enfermedad”, señaló.

Entre las acciones implementadas por Salud para combatir este padecimiento está la capacitación constante a médicos y enfermeras, la coordinación de rozamiento —fumigaciones— en áreas afectadas y el control por muestras de sangre.

Prevención

La OMS sugiere medidas de prevención, además de controlar la chinche picuda, por medio de rociamiento de casas y alrededores con insecticidas, mejorar la infraestructura de las viviendas, para prevenir infestación; uso de mosquiteros, principalmente en habitaciones; buenas prácticas higiénicas en preparación, transporte, almacenaje y consumo de alimentos; supervisión de tamizajes de sangre donada, pruebas de cribado en órganos, tejidos o células donados y en receptores, cribado de los recién nacidos y otros niños de las madres infectadas, para diagnóstico y tratamiento temprano.