Comunitario

Crímenes contra menores no se detienen

Durante la semana cinco menores han sido víctimas de ataques armados en el área metropolitana, condición que capta la preocupación de distintos sectores.

Por La Redacción

Una bebé de cinco meses es ingresada a la emergencia del Hospital General con una herida en el cráneo. (Foto Prensa Libre: Cortesía CVB)
Una bebé de cinco meses es ingresada a la emergencia del Hospital General con una herida en el cráneo. (Foto Prensa Libre: Cortesía CVB)

Este jueves un ataque armado dejó heridas a dos niñas de 10 y 7 años, en la 6a. avenida y 4a. calle de la zona 1 de Villa Nueva. Hecho que se suma a otros tres ataques que dejaron niños lesionados.

El informe de la policía precisa que el ataque del pasado jueves iba dirigido a un hombre que caminaba por el lugar, sin embargo las balas perdidas alcanzaron a las niñas, que fueron trasladadas a la emergencia del Hospital Roosevelt con heridas en las piernas.

La violencia en el país la última semana se ha ensañado con los menores, trascendiendo cuatro ataques que afectaron a niños desde los cinco meses hasta los 10 años.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) informó que de enero a la primera quincena de mayo fueron 208 los niños que murieron víctimas de la violencia.

El reporte oficial también señala que del número de víctimas el 69 por ciento, es decir 129, fueron muertes por heridas de bala, el resto fueron por puñaladas, asfixia y desmembramiento.

La Fundación Sobrevivientes se pronunció la reciente semana por este tema, señalando que se han incrementado este año estos casos, llamando a las autoridades de Gobierno a tomar acciones que permitan frenar la escalada.

Drama

La última semana, uno de los casos más trágicos fue la muerte de Anderson y Angeli, ambos de apellidos Ruano Ruiz, de 2 y 4 años, ejecutados junto a su madre y abuela.

Otro caso es el de un bebé de cinco meses que sobrevive con una herida de bala en el cráneo en la pediatría del Hospital General. La menor fue localizada en el suelo, a un costado de su madre muerta, en la aldea La Lagunilla, San Pedro Ayampuc.

Otro bebé de 9 meses fue alcanzado por una bala cuando su padre Jonathan Vinicio Sai, de 21 años lo llevaba en brazos en la zona 5; mientras que en la colonia Villalobos 2 la estudiante Mercedes Mejía Cuc, de 14 años, murió a balazos cuando regresaba de un centro educativo hacia su casa.