Comunitario

Los 11 días más tristes de Samuel Morales

Desde la misma noche que conoció la tragedia y durante 11 días, Samuel Morales permaneció cavando, el mismo lugar donde durante 24 años estuvo su casa en El Cambray 2 y donde nunca dudó, estaban soterrados sus tres hijos y su esposa. 

Por Henry Pocasangre

Samuel Morales Herrera sepultó los restos de su familia quienes murieron soterradas en El Cambray 2, Santa catarina Pinula. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Samuel Morales Herrera sepultó los restos de su familia quienes murieron soterradas en El Cambray 2, Santa catarina Pinula. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Su historia comenzó el 1 de octubre a las 23 horas, al enterarse que un derrumbe había sepultado varias casas en Cambray 2, Santa Catarina Pinula, lugar donde vivía. Con una pala trabajó esa primera noche y siguió así hasta que por fin, con ayuda de maquinaria localizó su casa y su familia.

Los primeros cuerpos recuperados fueron el de su esposa Teresa de Jesús, su hija Wendy Paola de 21 años y Kevin Geovanni de 2. Este lunes, recibió durante el sepelio de dos hijos y su esposa, Morales recibió una llamada telefónica que le confirmaba el hallazgo de algunas partes corporales de la pequeña Jackelin Jazmín, de 11 años, poniendo así un final completo a la incansable búsqueda.

Junto a vecinos y amigos, sepultó los cuerpos en el cementerio general de la localidad.  Entre lágrimas y lamentos don Samuel recordó los mejores momentos que vivió junto a su esposa y sus tres hijos.

Morales narró que conoció a su esposa cuando tenía 19 años, había llegado de El Salvador un año antes y luego de enamorarse, estuvieron casados por 22 años. El mayor sueño en común de la pareja fue que su hija tenía que ser licenciada.

Wendy, la hija mayor, se graduaría de Enfermera Profesional de la Escuela Nacional de Enfermería en noviembre y realizaba sus prácticas profesionales en el Centro de Salud de Santa Catarina Pinula, donde ya le habían ofrecido una plaza de trabajo.





Samuel Morales fue acompañado durante los 11 días de búsqueda por su perro “Beto”, que desde el 1 de octubre luego del alud, se mantuvo en el lugar. 

Tragedia enluta familias

Este lunes se cumplieron 11 días de la tragedia en El Cambray 2, la noche de ese jueves 1 de octubre, toneladas de tierra cayeron sobre unas 125 viviendas. La cifra de muertos llega a 280, los desaparecidos serían 374 y las personas ubicadas en albergues llega a 386 según el recuento oficial de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

A las 22 horas de ese trágico Día del Niño, se desprendió parte de un cerro que rodeaba la comunidad, cuando la mayoría de los vecinos dormían. Minutos después de la tragedia, los bomberos alertaron a las autoridades del suceso y la oscuridad dificultó las primeras tareas de rescate.

Esa misma noche entre socorristas y vecinos sacaron a una persona con vida, sin embargo falleció en el hospital horas después por los golpes internos que sufría.

Las tareas de búsqueda y rescate siguieron con más fuerza al amanecer del dos de octubre, y ya con la luz del día se observó la magnitud del desastre. Vecinos con apoyo cientos de personas que se enteraron de la tragedia a través de las redes sociales y los medios de comunicación, llegaron con palas y otro tipo de herramienta para sumarse a la búsqueda de sobrevivientes.