Comunitario

Otto Aceituno, el héroe de La Limonada 

El amor a su hijo y al prójimo han convertido a Otto Aceituno, de 45 años, en un héroe anónimo en la colonia La Limonada, zona 5.

Por Gabriela López

Otto Aceituno comparte en la sala de su hogar junto a tres de sus hijos, quienes han sido inspiración de su proyecto. (Foto Prensa Libre: Gabriela López)
Otto Aceituno comparte en la sala de su hogar junto a tres de sus hijos, quienes han sido inspiración de su proyecto. (Foto Prensa Libre: Gabriela López)

Luego de que su hijo mayor sufriera un acciente, Aceituno fundó una zapatería que da oportunidad de superación a jóvenes en riesgo. 

Cristian Dávila, hijo mayor de Otto, ha sido motivo de inspiración para luchar contra un flagelo que acecha la colonia en la que viven.  A los cuatro años de pertenecer a las pandillas, Cristian recibió una herida de bala que lo dejó de por vida en una silla de ruedas, circunstancia que hizo emprender a Otto con su propio negocio y de esa forma ayudar a su hijo mayor.

Se trata de la zapatería La Limonada, que hoy en día da oportunidad a jóvenes en riesgo y expandilleros a  tener un trabajo y aprender el oficio. Padre e hijo trabajan juntos en la empresa familiar; él salió de las pandillas y ahora realiza charlas motivacionales y de prevención a los jóvenes que llegan a buscar una oportunidad en el taller.

Don Otto, como lo conocen, a parte de brindar trabajo a estos jóvenes, les paga el estudio a dos hermanos de 14 y 17 años que trabajan con él;  quienes han perdido a cinco familiares víctimas de las pandillas.

“Yo no doy porque tengo, sino porque sé que es no tener”, afirma Otto.