Comunitario

Experiencia y entusiasmo: este es el equipo que separará a las Esmeraldas

La tercera cirugía de separación de siamesas que se hará en Guatemala comienza mañana a las 5 horas y, pese al riesgo que siempre implica este tipo de procedimientos, el equipo de cirujanos pediatras del Hospital Roosevelt confía en que será exitosa.

Por Andrea Orozco

El equipo de cirujanos pediatras del Hospital Roosevelt está listo para la separación de las siamesas Esmeraldas. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
El equipo de cirujanos pediatras del Hospital Roosevelt está listo para la separación de las siamesas Esmeraldas. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

“El temor es bueno; lo aceptamos, lo abrazamos, eso nos permite ser prudentes y más sabios, pero no estamos llenos de temor”, asegura el médico Javier Bolaños, jefe del equipo de cirujanos pediatras que separará a Graciela Esmeralda y Esmeralda Angely.

Bolaños coordinará por tercera ocasión una cirugía de separación de siamesas. La primera fue en el 2006, cuando Ángela Leticia y Ángela Corina Piló Xicay llegaron al Hospital Roosevelt unidas por el tórax y el abdomen; la segunda ocurrió en septiembre del 2015, cuando se logró con éxito separar a Ana Rosa y Aída Rosalina Castro Chacaj.

Junto a otros tres médicos, el jefe del grupo es el cirujano con más experiencia, misma que se mezcla con el entusiasmo y juventud de quienes tendrán, por primera vez, la oportunidad de cambiar la vida a dos niñas que nacieron unidas.

La mayoría del equipo que intervendrá mañana a las Esmeraldas estuvo presente en el 2015. Se trata de médicos que se especializaron en cirugía pediátrica gracias a un posgrado impulsado por Bolaños.

Una meta

La cirugía de separación comenzará a las 5.00 horas y se dividirá en tres fases.

Las Esmeraldas nacieron el 10 de agosto en Jalapa, están unidas por el tórax y adbdomen y comparten hígado, posiblemente la tráquea y el saco pericárdico que envuelve los corazones.

La fase 1 tendrá una duración aproximada de 2 horas y consiste en el monitoreo e invasión de los accesos vasculares y venosos de las niñas.

La fase 2 comienza con la esterilización de cuerpo entero y después se hace el abordaje quirúrgico que comenzará en la parte superior, del saco pericárdico hasta los intestinos.

La fase 3, una vez separadas las niñas, se hace la reconstrucción de los órganos de cada niña.

Doctor Javier Bolaños.
Doctor Javier Bolaños.

Javier Bolaños

Tercera cirugía de separación

"La sonrisa nos paga. Esto para nosotros es un privilegio, son pocos los cirujanos a nivel mundial o internacional que pueden atender un caso de estos y ver tres casos, si lo podemos tomar en el buen sentido de la palabra, es una bendición que enriquece tremendamente a un grupo quirúrgico y va haciendo un legado".

Fernando González

Tercera cirugía de separación

“Lo agradable es que hay mucho entusiasmo, mucha positividad, mucha unión y un fin común. Donde hay un barco hay un capitán y todos los que están en el barco están aportando para una buena resolución de estas niñas. La mayor satisfacción será que estén bien las nenas, ese es nuestro motivo y el fin, que ellas estén bien”.

Raúl Sosa

Segunda cirugía de separación

“Estamos confiados en que va a ser una cirugía compleja, pero sin tanta dificultad como la del 2015. Después de ver a las Rositas, no sé cómo describir ese sentimiento, es emocionante ver el trabajo y esfuerzo de un grupo y de un hospital en beneficio de un paciente, Eso es en realidad el sentimiento de satisfacción”.

Doctora Carla Ramírez.
Doctora Carla Ramírez.

Carla Ramírez

Segunda cirugía de separación

“Lo más interesante es el trabajo en equipo que se logra. Si se tiene un objetivo final, por el cual todos están luchando se logra alcanzar la meta planificada. Esperamos que con estas nenas sea igual que con las Rositas porque verlas como personas individuales es la mejor satisfacción. La calidad de vida que se llevaron es lo más importante y lo que más satisfacción da”.

Javier Alvizurez

Segunda cirugía de separación

“La formación de un equipo en un objetivo y hacerlo de una forma efectiva es la enseñanza más grande que tenemos. Trabajando en equipo si podemos hacer las cosas y podemos resolver problemas complejos y graves”.

Junto al trabajo de los cirujanos pediatras, es fundamental la labor de otros equipos del hospital, como enfermeras, neonatógolos, anestesiólogos, administración, equipo de sala de operaciones, personal de nutrición, equipo de terapia respiratoria y trabajadores del banco de sangre.

Para Ramírez, también es importante destacar que “se tiene el concepto de que en Guatemala no se pueden hacer cosas grandes, pero se tiene el equipo humano y las ganas. Las cosas se pueden hacer en un país pequeño, con limitaciones y en un hospital público donde a veces se cree que se trabaja mal, pero realmente se trabaja dando lo mejor que se tiene de cada uno”.