Comunitario

Matan a conductores que pagan extorsión

A pesar del pago semanal de extorsión, pilotos de buses urbanos mueren a manos de presuntos pandilleros que los acechan. Este jueves pereció baleado el conductor de un bus de la ruta 36, y uno de la ruta 70 fue herido.

Por Byron Rolando Vásquez

El piloto Eduardo Alfredo Ruano murió baleado este jueves al ingresar a La Bethania, zona 7. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
El piloto Eduardo Alfredo Ruano murió baleado este jueves al ingresar a La Bethania, zona 7. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Según testimonios de otros pilotos, cada semana pagan extorsión en montos que oscilan entre Q150 y Q500 por unidad.

Entre este miércoles y jueves se registraron cinco ataques armados contra unidades del servicio urbano de pasajeros, con saldo de un muerto y tres conductores, un ayudante y un pasajero heridos.

Los choferes de las rutas 36 y 37 afirman que pagan siete cuotas a diferentes grupos de pandilleros.

Un piloto que evitó ser identificado refirió que entregan tres pagos de Q300, dos de Q200 y dos de Q150, cada semana.

En total, 35 autobuses circulan en varias colonias de la zona 7, entre estas La Bethania, Amparo 1 y 2, El Granizo 1 y 2, y Sakerti, y entre todos pagan Q56 mil semanales.





Muere piloto

A las 5 horas de este jueves, cuando Eduardo Alfredo Ruano, de 32 años, empezaba su jornada en un bus de la ruta 36, rumbo a La Terminal, zona 4, un individuo que simulaba ser pasajero lo baleó en el pómulo derecho y en el pulmón del mismo lado. La víctima falleció en la camioneta, cuando ingresaba a La Bethania, en el Anillo Periférico.

El padre del piloto, Eduardo Ruano, narró que la noche anterior había conversado con su hijo y este le manifestó que estaba muy peligroso desempeñarse como conductor de transporte público, por lo que él le sugirió que dejara esa actividad, pero aquel le respondió que seguiría porque tenía que pagar la inscripción escolar de sus tres hijos.

Suspenden servicio

Después del ataque contra Ruano, sus compañeros suspendieron el servicio hasta que la Policía les garantice seguridad en sus actividades.

Como consecuencia del paro, cientos de vecinos del sector tuvieron que transportarse en picops y taxis, que cobraban entre Q5 y Q10 por persona.



Vecinos de La Bethania, Amparo 1 y 2 y Granizo, utilizan picop para movilizarse, luego del paro de buses por la inseguridad. (Foto Prensa Libre: Estuardo paredes)
Vecinos de La Bethania, Amparo 1 y 2 y Granizo, utilizan picop para movilizarse, luego del paro de buses por la inseguridad. (Foto Prensa Libre: Estuardo paredes)


Otro ataque

A las 6 horas, presuntos sicarios balearon al conductor Manolo Ordóñez Matheu, de la ruta 70, en la 7a. avenida y 9a. calle, colonia La Florida, zona 19.

Testigos del hecho relataron que los victimarios esperaban al piloto, y cuando este llegó a la mencionada dirección se colocaron frente a la unidad y le dispararon cuatro veces. Los Bomberos Municipales lo trasladaron herido al Hospital General San Juan de Dios.

El miércoles último fueron perpetrados tres ataques contra unidades del transporte.