Comunitario

Matan a vendedor de aguas gaseosas en zona 12

En dos ataques armados en dos zonas de la capital, murieron el ayudante de un camión repartidor de bebidas carbonatadas,  y un menor de edad.

Por Andrea Orozco y Byron Vásquez

Sergio Rubén López Veliz, fue muerto a balazos este jueves, mientras se encontraba trabajando. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Sergio Rubén López Veliz, fue muerto a balazos este jueves, mientras se encontraba trabajando. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

El primer suceso ocurrió a las 8.50 horas, en la calzada Atanasio Tzul y 46 calle, colonia Eureka, zona 12, cuando los trabajadores de un camión de bebidas gaseosas  se disponían a repartir el producto en las tiendas del sector y desde un vehículo blanco dos hombres les dispararon.

En el lugar murió Sergio Rubén López Véliz, de 49 años, ayudante del camión, y fue herido César Augusto López, 45, quien fue trasladado por los Bomberos Municipales al Hospital 7/19 del Seguro Social.

López Véliz recibió dos balazos en la espalda y su cuerpo  quedó en la vía pública, a un costado del automotor.  El custodio intentó responder al ataque, pero también fue baleado, y logró salvarse  por un chaleco blindado que llevaba,   aunque recibió  dos rozones de bala en la espalda.

Según investigadores, un compañero de trabajo de López Véliz les contó que hacía cuatro días unos  extorsionistas les dejaron un celular, el cual recibieron, aunque se negaron a responder las llamadas.

Trabajadores de la empresa afectada   refirieron a los agentes que  es la primera vez que  les exigen dinero en ese lugar, aunque en otros  ya pagan extorsión.

Venganza

El otro ataque armado  ocurrió a las 10 horas, en la 5a. avenida y 7a. calle, colonia La Florida, zona 19.  En este lugar murió un menor de 14 años.

También resultó herida de bala una joven de la misma edad, quien fue trasladada al Hospital Roosevelt.

Por este caso fue detenido en las cercanías de donde ocurrió el ataque  Jonathan Emanuel Pérez, 24, a quien se le incautó un arma de fuego que, se presume, fue utilizada en el hecho.

Pérez afirmó, cuando se encontraba detenido en la Comisaría 16, que mató  al menor porque el 9 de julio recién pasado este mató a su hermano Gerber,   quien trabajaba como  piloto de una unidad de la Ruta 40.