Comunitario

“La corrupción existe, pero no es normal”

El arzobispo metropolitano Óscar Julio Vian considera que las declaraciones el presidente Jimmy Morales en un medio internacional sobre que la corrupción es normal en Guatemala, “no fueron justas para nuestro país”.

Por Geldi Muñoz Palala

Arzobispo Óscar Julio Vian considera que las declaraciones del presidente Jimmy Morales no fueron justas (Foto Prensa Libre: Esvin García).
Arzobispo Óscar Julio Vian considera que las declaraciones del presidente Jimmy Morales no fueron justas (Foto Prensa Libre: Esvin García).

Al consultarle a monseñor Vian que opinaba sobre que el mandatario le haya dicho al periodista Jorge Ramos, de Univisión, que la corrupción es normal en Guatemala, señaló que está muy mal.

“O sea que existe sí, pero que por naturaleza nosotros somos corruptos, eso no es cierto", dice Vian. "Tanta buena educación que hay en Guatemala en tantas personas; que ciertamente hemos descuidado la educación y que muchos se han educado en la corrupción, si es cierto, pero que tenemos que salir de allí, que tenemos que trabajar, y que tenemos educarnos”.

Agregó que hay que cumplir las leyes “por qué no se exige, si nuestros gobernantes están para eso, para exigir, pero se comenten fechorías y allí esta policía y no dice nada, y no hace nada, pasan los motoristas, allí sin casco y no dicen nada, ¿cómo es posible?, tenemos que entrar en una disciplina en nuestra Guatemala”.

Para el arzobispo, las declaraciones de Morales no fueron realmente justas para el país.

Debe haber castigo

En el caso de la evasión de procesos de menores de los centros protección y abrigo estatal, Vian considera que es parte de que el sistema no camina y que los educadores no han sido formados.

En tanto a que se dé casos en donde haya menores de edad involucrados en sicariato, monseñor refirió que hay padres irresponsables, que solo engendran a los hijos y los tiran a la calle.

“Esa es una irresponsabilidad y más aún es un pecado grave. Tiene que educar a su hijos, tiene que estar cerca de sus  hijos, amar a sus hijos y creo que estamos necesitando en Guatemala que los padres se hagan responsables”, puntualizó.

Jesús como solución

En el marco de la celebración del Corpus Christi, Vian indicó que si los guatemaltecos “comiéramos a Jesús”, sería distinto el país. “No habría asesinatos, no habría robos, no habría todo el mal que tenemos. ¿Cuántas personas mueren todos los días en Guatemala, asesinadas, y esto no es posible”, indicó.

Agregó que la existencia de maras y grupos de jóvenes en la calles en parte se debe a que no hay responsabilidad de los padres de familia. “Debería hacerse responsables, a ellos habría que castigar, pero en realidad nuestras autoridades son muy endebles, no hacen cumplir las leyes”, aseveró.

En cuanto a la elección del próximo procurador de derechos humanos, el sacerdote señaló que no conoce a los candidatos pero que espera que él o ella sea una persona que ponga no solo el hombro sino también todo su ser para que haya en Guatemala más paz y más desarrollo.

Sobre la fiscal general Thelma Aldana y su ausencia en la comitiva oficial que llegó a Estados Unidos, Vian dijo que no sabe la razón, pero considera que tendría que haber sido invitada e incluida.