Comunitario

Planteles piden a la PNC que resguarde a los estudiantes

Las extorsiones a los establecimientos educativos, el acoso de las pandillas a los estudiantes y la venta de droga al menudeo son situaciones por las cuales la PNC reorientará la cobertura de su plan Escuelas Seguras.

Por José Manuel Patzán

Unos 300 establecimientos piden que la PNC resguarde a los alumnos.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Unos 300 establecimientos piden que la PNC resguarde a los alumnos.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según la PNC, este año en el área metropollitana hay solicitudes de 300 centros educativos que demandan seguridad, para que los alumnos no sean víctimas de la delincuencia.

Escuelas e institutos de las zonas 18,6, y 1, así como planteles ubicados en Mixco y Villa Nueva, tienen asignados agentes de la PNC para que los resguarden en determinados horarios,especialmente en los de ingreso y salida.

El viceministro de Gobernación en Prevención del Delito, Axel Romero, refirió que este año se replanteará la distribución de los agentes que están destacados en los alrededores de las escuelas e institutos,y se efectuará un análisis para determinar en qué lugares aun es necesaria esa seguridad y en cuáles ahora se deben asignar policías.

Romero precisó que actualmente el programa de Escuelas Seguras cuenta con cien agentes que le dan cobertura a 134 establecimientos; de estos 90 tienen seguridad más directa, mientras que el resto son parte de los distintos proyectos de prevención como charlas motivacionales, actividades deportivas y culturales.

El funcionario espera que con la graduación de más agentes de la PNC, se puedan asignar más elementos a ese programa.

Sigue el acoso

Investigadores policiales indicaron que en los alrededores de los institutos ubicados en áreas rojas siempre existen grupos de pandilleros que buscan intimidar a los estudiantes, por lo que deben atender ese tema constantemente.

También refirieron que en algunas áreas, especialmente en la zona 18 y 6, prolifera la venta de droga al menudeo y el objetivo es alejar a las personas que se dedican a ese ilícito.

Según los expertos, incluso han detectado que algunos estudiantes son utilizados por los miembros de pandillas para entregar teléfonos celulares a los docentes y así cobrar la extorsión.