Comunitario

Reconocen el aporte del doctor Aldo Castañeda

Bautizan el Departamento de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Pediátrica con el nombre del doctor Aldo Castañeda Heuberger.

Por Yanira Alvizúrez

Archivado en:

Aldo Castañeda Salud
El doctor Aldo Castañeda, junto a su esposa, Araceli Rey Rosa, familiares, amigos y colegas, quienes le rindieron homenaje. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El doctor Aldo Castañeda, junto a su esposa, Araceli Rey Rosa, familiares, amigos y colegas, quienes le rindieron homenaje. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

El galeno comentó que su devoción por la ciencia y su incansable labor por mejorar la condición de salud de los niños con problemas cardiovasculares lo llevó a desarrollar el programa médico-quirúrgico de pediatría cardiovascular en Guatemala, dirigido especialmente a menores de familias de escasos recursos.

En su intervención, el pionero de la cirugía cardíaca neonatal, dijo que su interés por corregir las malformaciones congénitas del corazón surgió porque se dio cuenta de que había muchos niños a los que llevaban al hospital cuando el defecto del corazón ya había causado secuelas, particularmente en el pulmón, y a veces en el cerebro, por lo que la lógica le indicó que debía hacerse la corrección lo antes posible, y decidió especializarse en cirugía cardíaca pediátrica.

Ante la presencia de algunos familiares, amigos y colegas, representantes de Unicar develaron el nombre del Departamento de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Pediátrica Dr. Aldo Castañeda.

Trayectoria

Aldo Castañeda Heuberger es médico y cirujano guatemalteco especializado en cirugía cardíaca pediátrica.
1957: obtuvo el Premio Justo Rufino Barrios.
1966: fue galardonado como Profesor Distinguido en la Universidad de Minnesota.
1998: desarrolló el programa para cirugía cardiológica pediátrica.
1999: recibió el Fish Medal, Texas Children's Hospital.
2004: le fue otorgada la Orden del Quetzal en el grado de Gran Cruz.
2005: obtuvo the Distinguished Service Award, American College of Cardiology.


“El doctor Aldo Castañeda tiene todas las cualidades que lo hacen merecedor de esta distinción. Es un pequeño reconocimiento a su extraordinaria labor como fundador de este centro”, manifestó Gonzalo Calvimontes, director de Cardiología Pediátrica y Cirugía Cardiovascular.

Proyecto

Calvimontes resaltó que el proyecto de la cirugía cardiovascular pediátrica en Guatemala se inició en 1997, con el retorno del doctor Castañeda.

Doctor Aldo Castañeda, pionero de la cirugía cardíaca neonatal.

“Me siento complacido de haberme dedicado a esta noble labor de corregir las malformaciones congénitas del corazón de niños y apoyar a familias de escasos recursos”.


Comentó que el comienzo fue difícil. Se le proveyó de un espacio limitado en una unidad en que se atendía a adultos, una sala de operaciones, dos camas de cuidados intensivos y seis camas de pacientes hospitalizados. Sin embargo, con esas condiciones tan limitadas se practicaron más de mil operaciones.

Ante lo precario de las condiciones y la permanente falta de recursos, en 1998, el galeno creó la Fundación Aldo Castañeda, con el objetivo de buscar donativos, y fue así como el Departamento de Cirugía Cardiovascular Pediátrica de Unicar se desarrolló.

“Actualmente, el departamento cuenta con cardiólogos especializados en ecocardiografía, hemodinámica y electrofisiología, cirujanos cardiovasculares pediátricos y médicos especialistas en cuidados intensivos y anestesia, además de otros profesionales especializados en odontopediatría, psicología y nutrición”, resaltó el directivo.

Insigne doctor Aldo Castañeda decidió especializarse en cirugía cardíaca pediátrica al ver tantos padecimientos en niños guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Insigne doctor Aldo Castañeda decidió especializarse en cirugía cardíaca pediátrica al ver tantos padecimientos en niños guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

Mauricio Oconnell, cardiólogo, dijo que el homenajeado, además de sus valiosas investigaciones al servicio de la humanidad, es un maestro de sólida carrera en la formación de miles de profesionales que se destacan en diversos campos de la medicina.

“Si el doctor Castañeda fuera religioso, sería un ángel, pues ha dedicado su vida a apoyar al prójimo. Es un buen líder, genio y sabio, lo cual ha sido clave para el éxito del programa que desde hace 20 años se desarrolla en nuestro país”, expresó.

El cardiólogo y exvicepresidente de la República Rafael Espada considera que es un reconocimiento justo y muy propio de una persona como Castañeda, quien es un ícono de la cirugía cardíaca pediátrica a escala mundial.

“Es un guatemalteco insigne. Hay que manifestar su calidad como científico, cirujano y como gran académico, que ha dejado un gran legado en muchos cirujanos cardíacos pediátricos de todo el mundo”, expresó Espada.