Comunitario

Muerte de estudiante desata indignación en redes sociales

Usuarios de Facebook y Twitter mostraron su indignación y se solidarizaron con la familia de Edward Alexander Aldana Fuentes, de 13 años, quien murió ahogado en la piscina del Liceo Javier, en la zona 12 de Villa Nueva, bajo circunstancias que las autoridades investigan.

Por Carlos Álvarez

Información proporcionada por los padres del menor da cuenta que el cuerpo de Aldana Fuentes fue encontrado dentro de la piscina del establecimiento por personal del colegio y familiares en horas de la noche, y rescatado por socorristas. 

Los padres habrían sido notificados minutos antes de la desaparición de Edward Alexander, por la persona que conducía el bus que cada día llevaba al adolescente al establecimiento y quién sospechó que algo malo sucedía, al no encontrar al menor luego de finalizar la jornada de clases, pasadas las 18 horas.

El Liceo Javier se ha limitado a indicar que están en la disposición de colaborar con la investigación, al tiempo que se unen al duelo de la familia.

Muchos comentarios hacen alusión a si habría alguna negligencia por parte del establecimiento, mientras que otros descartan ese extremo y piden que se espere hasta tener una conclusión para opinar.

Otros se limitan a expresar sus condolencias a la familia, mientras que algunos usuarios han ofrecido su colaboración para apoyar con los gastos del velorio del menor.

























Suceso

Carlos Aldana, padre del niño, asegura que la clase del pasado martes no la impartió el maestro titular sino el auxiliar, “por eso no quieren decir nada”, agregó Aldana.

Según el padre, no fue el colegio sino la persona que conduce el bus escolar quien le avisó que Edward Alexander no abordó el bus para retornar a la casa.

En ese momento Aldana salió a buscarlo y la búsqueda lo llevó hasta el colegio donde personal de seguridad lo atendió y permitió el ingreso al plantel.

El padre encontró a su hijo flotando en la piscina, no sabe nadar, sin embargo pidió ayuda conserjes y el personal de seguridad, pero nadie quiso ayudarlo. Se decidió e ingresó él a la piscina para alcanzar el cuerpo de su hijo.