Comunitario

Vian insta a investigar muerte

A seis días de la muerte de Edward Alexánder Aldana Fuentes, de 13 años, ahogado en la piscina del Liceo Javier, en la zona 12 de Villa Nueva, Óscar Julio Vian, arzobispo metropolitano, instó a las autoridades a esclarecer el hecho mediante investigación.

Por Glenda Sánchez

Óscar Julio Vian, arzobispo metropolitano.
Óscar Julio Vian, arzobispo metropolitano.

“No tengo ningún comentario especial, porque el caso se tiene que investigar”, dijo Vian al concluir una vigilia en la Catedral Metropolitana.

Sin embargo, recomendó: “Las autoridades deben contribuir para que se sepa qué fue lo que pasó. Recuerden que yo he sido director en muchos colegios, y sé de qué se está hablando. Espero que los vídeos de las cámaras ayuden a explicar el incidente”, declaró.

Mayra Véliz, secretaria general del Ministerio Público (MP), informó que el personal de la Fiscalía de Delitos contra la Vida de Villa Nueva sostendrá una segunda reunión esta semana, para analizar los avances del caso y decidir acciones.

Agregó que, para agilizar la investigación, los fiscales trabajaron el fin de semana. No descartó que continúen las entrevistas con personal del plantel educativo.

El viernes último, el MP escuchó a agentes de seguridad y encargados de mantenimiento del Liceo Javier, como parte de la investigación, la cual comenzó el martes, día en que fue localizado el cadáver de Aldana Cifuentes en el fondo de la piscina.

Según los trabajadores, hay cámaras de vigilancia que habrían captado el hecho, las cuales ya fueron entregadas al MP.

Hallan muerto

Dudas son las que destacan luego de la muerte de Edward Alexander Aldana Fuentes, de 13 años, ahogado en la piscina del Liceo Javier, en la zona 12 de Villa Nueva, Guatemala. El establecimiento se ha limitado a señalar su disposición para la investigación, en tanto varias versiones han surgido entre familiares, alumnos y allegados al colegio.

El cuerpo de Aldana Fuentes fue encontrado sin vida en el fondo de la piscina del Liceo Javier, luego de una búsqueda de compañeros y los padres la noche del pasado martes.

Aldana Fuentes comenzó a estudiar en la jornada vespertina del Liceo Javier este año, trasladado por sus padres de una escuela pública de Villa Nueva, con la ilusión de que tuviera acceso a mejor educación, y consecuentemente una mejor condición de vida para el núcleo familiar.

Según relataron sus padres al ser entrevistados afuera de la sede del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), a donde fue llevado el cuerpo del menor, su hijo no sabía nadar y como parte de la oferta educativa del colegio cada martes reciben natación. La clase terminó y en teoría los estudiantes se retiraron del plantel, menos Edward Alexander.