Decisión Libre 2015

CC mantiene vigente elecciones para el 6 de septiembre

La Corte de Constitucionalidad (CC) rechazo la inconstitucionalidad que presentó al abogado Alfonso Carrillo en contra del decreto de convocatoria a elecciones emitido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) el 2 de mayo último.

Por Manuel Hernández

Corte de Constitucionalidad mantiene vigente las elecciones del próximo 6 de septiembre (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Corte de Constitucionalidad mantiene vigente las elecciones del próximo 6 de septiembre (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los magistrados por unanimidad establecieron que el recurso presentado por Carrillo no llena los requisitos establecidos en la Ley de Amparo, Exhibición Persona y de Constitucionalidad, porque no es evidentemente inconstitucional o que sea susceptible de causar un daño irreparable.

Carrillo presentó el 17 de agosto una acción ante la CC, en busca que se suspenda la convocatoria a elecciones generales. En la misma se expone que se ha violado las garantías constitucionales y por eso debe suspenderse el actual proceso.

Según el abogado no se debería realizar los comicios el próximo 6 de septiembre, entre otras razones, porque varios partidos políticos en contienda han irrespetado la Ley Electoral y de Partidos Políticos y el TSE debió cancelarlos.

El profesional también anunció que en los próximos días se tendrán listos varios amparos en contra de organizaciones políticas.

Según la acción, el artículo primero del decreto 1-2015 del TSE, viola los artículos 1,2, 46, 113, 136 inciso C, 140 y 141 de la Constitución de la República, así como los artículos 21 de la Declaración de los Derechos Humanos y 25 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos.



El abogado Alfonso Carrillo buscaba con la acción anular el acuerdo de convocatoria a elecciones generales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El abogado Alfonso Carrillo buscaba con la acción anular el acuerdo de convocatoria a elecciones generales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Vicios señalados:

  1. No hay pureza en el actual proceso electoral.
  2. No hay respeto ni plena vigencia de los Derechos Constitucionales.
  3. El TSE no ha cumplido a cabalidad con la Constitución ni la Ley Electoral.
  4. No se respeta las condiciones de democracia.
  5. No existe separación de poderes.