Corren para apoyar a niños con desnutrición 

Unas 560 personas participaron en Guastatoya en una carrera, con el fin de apoyar a un Centro de Recuperación Nutricional Infantil, que es dirigido por una religiosa.    

Por Héctor Contreras / Guastatoya

Uno de los competidores es aplaudido por el público, en Guastatoya, El Progreso. (Foto Prensa Libre: Héctor Contreras).
Uno de los competidores es aplaudido por el público, en Guastatoya, El Progreso. (Foto Prensa Libre: Héctor Contreras).

La actividad deportiva con fines benéficos se llevó a cabo este domingo en el área urbana de Guastatoya, El Progreso, y lo recaudado será para apoyar el centro de  recuperación ubicado en la aldea Llanos de Jesús, en San Agustín Acasaguastlán.

El coordinador de la carrera, Héctor Aníbal Amado Aldana, indicó que todos los años una cooperativa efectúa una carrera benéfica con el objetivo de recaudar fondos para ayudar a instituciones que lo necesiten y que,  en esta oportunidad los fondos reunidos más un aporte adicional, serán donados directamente a la Centro de Recuperación Nutricional Infantil de la hermana Edna Maribel Morales Martínez.

“La iniciativa de realizar estas carreras nace de las necesidades que tienen las instituciones ante la falta de recursos económicos para prestar un servicio; con esta sería la cuarta carrera anual que realizamos”, manifestó Amado.

Reconocen labor

Agregó que han visto el trabajo que la hermana Morales Martínez efectúa en favor  los niños, por lo que decidieron  apoyarla. Explicó que la inscripción tuvo un consto de Q30 Y  participaron  560 personas, a quienes se les entregó una playera conmemorativa y una medalla de recuerdo; además de premió  a los primeros tres lugares de las categorías infantil, cuyo recorrido fue de dos kilómetros y libre 10 km.

“Me siento  alegre con Dios y con todas las personas de El Progreso, porque me han brindado todo el apoyo que hemos necesitado”, manifestó la religiosa.

Añadió que con el aporte  compararan  lo que mis niños necesitan para recuperarse y sobre todo, abrir más espacio a quienes deseen acudir  para supera las desnutrición.

La labor del Centro de Recuperación Nutricional Infantil fue dada a conocer por Prensa Libre el 15 de mayo último, cuando se informó de cómo la hermana Edna Maribel Morales Martínez, de 59 años, originaria de Chiquimula, vendió una vivienda que le heredaron sus padres para adquirir una propiedad donde construyó el hogar en el que atiende a niños con cuadros de desnutrición severa.