Vecinos dicen haber pintado gradas de iglesia

Un grupo de vecinos del barrio San Sebastián, en San Agustín Acasaguastlán, El Progreso, comentó este jueves que el graderío de la iglesia El Calvario no fue pintado de rojo por simpatizantes del Partido Libertad Democrática Renovada (Líder), como se informó en las redes sociales, pues se trata de una actividad que ellos organizan para Semana Santa.

Por Miguel Barrientos y Héctor Contreras / San Agustín Acasaguastlán

Vecinos del barrio San Sebastián, en San Agustín Acasaguastlán, El Progreso aseguran que pintaron el graderío de la iglesia. (Foto Prensa Libre: Héctor Contreras)
Vecinos del barrio San Sebastián, en San Agustín Acasaguastlán, El Progreso aseguran que pintaron el graderío de la iglesia. (Foto Prensa Libre: Héctor Contreras)

De acuerdo con integrantes de la familia Cruz, encargada de efectuar una colecta para pintar las gradas, el colo rojo se aplicó en representación del derramamiento de la sangre de Jesús y no con fines políticos.

Las declaraciones fueron emitidas luego que el miércoles último circulara en redes sociales una fotografía donde se observa al candidato a la alcaldía por Líder, Hugo Morales, junto a otras dos personas, lo que ocasionó miles de comentarios de internautas, quienes lo acusaron del hecho.

Minutos después Morales llamó por teléfono a la redacción de este diario, para indicar que él no era responsable de haber pintado las gradas.

“Nosotros como familia Cruz siempre hemos tomado la decisión de recaudar fondos para comprar pintura, que año con año se utiliza para pintar las gradas en temporada de Semana Santa. Este año decidimos pintarlas de rojo con blanco, simulando el derramamiento de sangre de nuestro señor Jesucristo”, aseguró Aura Cruz Sánchez, vecina.

“Con el apoyo de mi papá, Armando Cruz, y mi mamá, Blanca Sánchez Reyes de Cruz, pedimos ayuda económica y recolectamos Q 1 mil 600 en efectivo, que utilizamos para comprar siete cubetas de pintura. Cada año ponemos colores distintos con temas diferentes, y acá no hubo ningún tipo de intervención política, ya que nuestra familia es totalmente apolítica”, indicó Cruz Sánchez.

“Las personas ven lo que desean ver, pero acá no hay que involucrar a nadie, ya que todos los que colaboraron con la pintura sabían perfectamente el tema de este año”, agregó Salvador Azurdia López, vecino del barrio.

“Es lamentable que quieran involucrar a los políticos con nuestra cultura y sobre todo con nuestras creencias. Si así se hizo, fue por decisión de nosotros”, finalizó Azurdia López.

Por aparte, Manuel Rodríguez, sacerdote, indicó que le molestó la decisión de los vecinos.

“Como ya es de costumbre, los vecinos pintan las gradas cada año, me ha perecido una buena iniciativa; sin embargo, este año me molestó ver que hayan tomado la decisión de pintar de rojo y blanco, ya que esto puede verse malintencionado”, expresó Rodríguez.

“Como la iglesia no proporciona el dinero para la pintura no pude mostrar mi descontento, y para no tener ningún problema me quedé callado”, agregó el sacerdote.

“A mi criterio las gradas deberían de estar pintadas de blanco con amarillo, ya que son los colores que representan a la Iglesia Católica”, Manuel Rodríguez, sacerdote.

La costumbre de la población siempre ha sido pintarlas de colores de paz, muy bonitos, creo que no era el tiempo correcto para pintarlas de ese color”, finalizó Rodríguez.

Postura

Por aparte, el candidato a la alcaldía por el partido Líder, Hugo Javier Morales, dijo que se encuentra preocupado, debido a que esta crítica manchó su imagen.

“Estoy en toda la disponibilidad de contribuir con los vecinos y a proporcionar la pintura que ellos deseen para pintar nuevamente las gradas y puedan estar en armonía”, expresó Morales.

“Inocentemente, después de un mitin político en una aldea cercana pasé por el lugar y observé los colores rojo y blanco, en donde decidí tomarme una fotografía para mi Facebook. No pensé que me traería tales consecuencias. Ya aprendí de mi error y creo que no volvería hacerlo”, finalizó Morales.