Diprona incauta retroexcavadora por desvío de río San Agustín

Agentes de la División de Protección a la Naturaleza (Diprona) decomisaron el  sábado último en Izabal una retroexcavadora dentro de la zona de usos múltiples del área protegida Cerro San Gil, cuando con esta se desviaba el río San Agustín hacia una propiedad privada.

Por Dony Stewart / Puerto Barrios

Retroexcavadora era utilizada para desviar un río en Puerto Barrios, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Retroexcavadora era utilizada para desviar un río en Puerto Barrios, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

En el caserío Las Vegas, aldea Santo Tomás de Castilla, Puerto Barrios, representantes de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco) se presentaron al lugar para confirmar que la máquina trabajaba en el área protegida, misma que se encuentra en resguardo de esta fundación.

Agentes informaron que al lugar se presentó el propietario del inmueble, Byron Solares, y les indicó que contrató la máquina para una excavación con fines recreativos, sin perjudicar el cauce del río, pero se comprobó que este carecía de los estudios de impacto ambiental.

Autoridades en el lugar detuvieron a Cándido Nolberto Marroquín Maldonado, quien operaba la retroexcavadora, e indicó que labora para una empresa constructora por lo que fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

Organizaciones ambientalistas expresaron que presentarán la denuncia respectiva ante las instancias competentes, ya que este es el segundo decomiso de maquinaria que se efectúa en el año por desvío de ríos en esa zona.

El pasado 5 de abril del 2016, una máquina similar fue localizada cuando desviaba  uno de los afluentes que abastece al río Las Escobas, también en la zona protegida. Aún se encuentra en espera el proceso legal correspondiente.

Protesta

El 18 de febrero del 2016, unos 500 campesinos de al menos 20 aldeas y caseríos de Coatepeque, Quetzaltenango, se manifestaron en la aldea El Reparo, para expresar su rechazo a la tala y desvío de tres ríos supuestamente por parte de empresas que se dedican al cultivo de palma africana.