Bebé pasó 10 días sin recibir atención por quemaduras 

Un bebe de  ocho meses fue llevado a la emergencia del hospital nacional de Jalapa con graves quemaduras en su cuerpo debido a que  su hermana de 10 años lo botó accidentalmente en el fuego que estaba encendido en su casa, pero lo que más conmovió a los médicos y personal del centro es que el accidente ocurrió hace 10 días, tiempo en el cual el lactante no recibió ninguna atención.

Por Hugo Oliva

Bebé pasó 10 días sin recibir atención médica y personal hospitalario considera que se trató de inconsciencia e irresponsabilidad. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Bebé pasó 10 días sin recibir atención médica y personal hospitalario considera que se trató de inconsciencia e irresponsabilidad. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

Según se estableció en el centro asistencial, Francisco Agustín Mateo Vasquez, de 8 meses, sufrió diez días en su vivienda sin que sus padres lo llevaran al centro asistencial, debido a que argumentaron que son muy pobres y no tenían como pagar un transporte.

No obstante, el personal hospitalario considera que se trató de inconsciencia e irresponsabilidad de los progenitores quienes dejaron que el pequeño niño sufriera los dolores de las severas quemaduras e incluso no podían creer que el pequeño haya aguantado tanto sufrimiento, y que  haya sobrevivido todos esos días con altas fiebres y el riesgo de infección.

Hector Mateo, padre del niño indicó que todo ocurrió cuando su esposa salió de su casa en la aldea El Bosque. Dejó a su hijo dormido al cuidado de  su  hermana, de 10 años, quien cuando cargaba al menor en sus brazos tropezó y lo dejo caer en el fuego.



Accidente ocurrió en aldea de Jalapa y los padres aseguran que no lo llevaron antes por temor a ser acusados. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Accidente ocurrió en aldea de Jalapa y los padres aseguran que no lo llevaron antes por temor a ser acusados. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)


Admitió que no llevaron al pequeño de inmediato al centro de salud mas cercano, porque varios vecinos que llegaron a la casa les aconsejaron que no lo hicieran porque serian llevados a la cárcel.   “Mi esposa estaba en la iglesia y yo estaba trabajando. Los vecinos que llegaron nos dijeron que nos llevarían a la cárcel por lo que le sucedió al niño, por eso no lo habíamos traído al hospital.  Al niño se le estuvieron poniendo remedios caseros en las quemaduras”, dijo el padre del menor.

La madre del menor Albertina Vásquez dijo “No tenía dinero para traerlo al hospital”.

Al hospital se hicieron presentes observadores de la Auxiliatura de Derechos Humanos para documentar el caso, sin embargo se negaron a dar declaraciones sobre la información que obtuvieron por parte de los médicos, e indicaron no estar autorizados para dar declaraciones a la prensa.