Año empieza violento en Escuintla y Petén

El inicio de año se tornó violento en varios departamentos, con mayor índice en Escuintla y Petén, donde solo en los primeros 13 días de enero van 33 muertes, mientras que Sololá y Quiché son los lugares más pacíficos, con un hecho cada uno.

Por Oscar Felipe Q. y corresponsales

Silas Sánchez, de 28 años, fue ultimado en San Benito, Petén, el 3 de enero. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Silas Sánchez, de 28 años, fue ultimado en San Benito, Petén, el 3 de enero. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Pese a que la Policía Nacional Civil (PNC) reportó a finales del 2016 que Escuintla es uno de los lugares con mayor reducción de homicidios —566 en el 2015 y 456 en 2016—; sin embargo, las cifras de este año dicen lo contrario, pues ya suman 21 víctimas, cinco más que en el mismo período del año que recién finalizó.

Escuintla es catalogado como el departamento con mayor índice delincuencial, por lo que las autoridades hacen un esfuerzo para minimizarlo, explicó Armando Sic Cano, jefe de la Comisaría 31, de la PNC.

Alarma generalizada

Vecinos de Petén están preocupados por la ola de violencia que afecta el lugar, pues hasta el 13 de enero se reportan 12 muertos, cuatro más que en el mismo período del 2016.

  • “Es lamentable q   ue por falta de investigación los hechos queden impunes. El MP debe tener las herramientas para resolver los casos”. Estuardo Puga, de la PDH en Petén

Los lugares más violentos son La Libertad, San Francisco, San Benito, Santa Elena y la zona de adyacencia de Melchor de Mencos con Belice.

El 1 de enero último fue el día más violento en ese departamento, ya que se registró la muerte de ocho personas en 12 horas. Rolando Zacul, de San Benito, lamentó que Petén se encuentre entre los primeros lugares de violencia.

“La situación afecta el turismo, porque los actos vandálicos alejan a los vacacionistas”, dijo Coralia Orantes, vecina de Santa Elena, Flores.

Estuardo Puga Castellanos, delegado de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en Petén, recuerda que en la década de 1990, el lugar era considerado tranquilo.

Manuel Salguero, jefe del distrito norte de la PNC, indicó que para el resguardo y protección del vecino llegó un grupo de agentes policiales que se unió a los operativos de vigilancia, con mayor enfoque en áreas con más violencia.

Repunte de casos

Quetzaltenango, Santa Rosa y Chiquimula también presentan un alto índice de muertes en el inicio de año.

Sigue ataque a pilotos

  • Édgar Enrique Guerra, defensor de los usuarios del transporte público de la PDH, informó que hasta el 13 de enero de este año se registra la muerte de cuatro pilotos en el transporte público, por la violencia. Uno de los casos tuvo lugar en San Pablo, San Marcos, el pasado 9 de enero, donde el ataque a un bus causó la muerte del piloto y un pasajero. Las víctimas mortales fueron identificadas como el conductor Juan Everildo Ramos, de 44 años, y Marleny de León, de 52. Por este hecho fueron linchados dos supuestos sicarios. El 2016 cerró con 144 pilotos muertos, según informació de la PDH.

En Izabal, donde en la primera quincena del 2016 se registraban dos ataques, ahora ya suman ocho, con el hallazgo del cuerpo de Allan Willian Douglas Mena, de 29, el viernes último, quien estaba desaparecido y fue hallado sin vida en Morales, según la PNC.

“La violencia continúa incontrolable. Todas las semanas se escucha de muertes. Las autoridades son deficientes y aún así se eliminó al Ejército para labores de seguridad”, expresó Rodrigo Sánchez, vecino de Izabal.

En Chimaltenango hay un aumento de hechos violentos este año. Esteban Macario, líder comunitario, indicó que las pandillas operan con facilidad y extorsionan a particulares y comerciantes.

“Las autoridades no le prestan el interés necesario a este tema, no promueven acciones para promover una cultura de prevención del delito y cada vez son más jóvenes los delincuentes”, criticó Audelino Sajbín, otro vecino.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (Inacif) practicó en los primeros 10 días de enero 137 necropsias a personas fallecidas por la violencia. En todo enero del 2016 practicaron 453.

De 16 departamentos que se logró establecer, incluido Escuintla y Petén, el número de muerto en los primeros 13 días de eneros de este año se contabilizan 106 víctimas, tres menos que en el 2016.