Ausencia de lluvia alarma a peteneros

El prolongado verano en Petén ha dejado huellas negativas, desde la evaporación de los ríos hasta  grandes daños al sector agrícola y ganadero. 

Por Rigoberto Escobar

La zona arrasada por el fuego en el área Península de Tayazal, San Miguel, Flores, Petén, muestra uno de los efectos de la prolongada sequía en el departamento. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
La zona arrasada por el fuego en el área Península de Tayazal, San Miguel, Flores, Petén, muestra uno de los efectos de la prolongada sequía en el departamento. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Por ello, los lugareños hacen un  llamado a las autoridades  para la pronta  implementación de un plan de rescate.

Ante la   problemática, el Ejecutivo anunció ayer que durante una  reunión de Gabinete,  se  acordó  declarar estado de calamidad en la región.

Vecinos viven drama

Ríos con bajo caudal y zonas secas y desoladas consecuencia de  los constantes incendios es el panorama en un departamento que se caracteriza por su flora y fauna, y que sale a luz en la fecha  que se conmemorar  el Día Mundial del Medio Ambiente.

Ejecutivo declara estado de calamidad.

Aníbal Orellana, habitante de la comunidad El Camote, Melchor de Mencos, cuenta con mucha tristeza que nunca había visto que el río Mopán tuviera una reducción  de hasta siete metros de su caudal, en menos de un mes.

“En este lugar nací y he vivido siempre; lo que sucede ahora nos preocupa   y nos obliga a concienciar sobre el amor y el cuidado que se debe tener a la naturaleza”, expresó.

Ivo Romero Zetina, ambientalista y arqueólogo de Petén, explicó que los efectos de un verano prolongado se dan por la contaminación de gases, tala inmoderada e incendios forestales.

“Se está viviendo  un cambio climático exagerado y está   dejando  huellas imborrables en varios sectores, como la evaporación de agua y la pérdida de un buen porcentaje de fauna y flora”, añadió.

Modesto Bueco Garza, pequeño ganadero de Santa Ana, manifestó que dos reses de 400 libras cada una fallecieron, por la escasez de  agua en los estanques. Además, ya no venden leche porque  las vacas, en menos de un mes, han bajado de peso de forma estrepitosa.

En un recorrido que efectuó Prensa Libre en varios sectores de la región petenera, constató que las lagunetas artificiales y ríos han perdido su caudal aceleradamente.

Las lagunetas  artificiales, donde bebe  el ganado, se secan de forma acelerada. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Las lagunetas artificiales, donde bebe el ganado, se secan de forma acelerada. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)


Daños irreversibles

Saúl Pauu Maaz, coordinador de la Comisión Por la Vida y la Naturaleza de Sayaxché, considera que se ha registrado  una transformación en el ecosistema en los últimos diez años, que ha provocado el alargue del verano.

“Si las autoridades no tienen un plan especial las cosas podrían cambiar de rumbo, con efectos aún más drásticos”, señaló Pauu Maaz.

Emergencia

Ocho mil hectáreas

El Ejecutivo declaró estado de Calamidad en Petén por los más de cien incendios forestales que afectan miles de hectáreas de bosque en dicho departamento.

Sequía impacta en la agricultura y el sector ganadero.

La declaración será publicada en un acuerdo gubernativo y deberá ser ratificado por el Congreso dentro de los siguientes tres días.

Heinz Hiemann, vocero presidencial, señaló, después de una reunión extraordinaria del Gabinete General, que se han quemado más de ocho mil hectáreas de bosques y existen 200 mil en peligro, lo cual afectaría la Biosfera Maya.

El vicepresidente Jafeth Cabrera  refirió que el estado de Calamidad busca  que organizaciones internacionales puedan venir sin  mayores problemas para ayudar a apagar estos incendios, y que no se requiere de  compras.



El sector  ganadero es uno de los afectados, porque se ha reducido la producción de leche. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
El sector ganadero es uno de los afectados, porque se ha reducido la producción de leche. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)