Se reduce nivel de lago Petén Iztá

Autoridades del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) informaron que debido a la escasez de lluvia que se ha registrado en el área central de Petén ha contribuido a que el nivel del lago Petén Itzá descienda 2.51 metros en relación con el año pasado, cuando se hallaba en 2.67 metros.

Por R. Escobar

  Expertos esperan que el  nivel del lago no pase de los 2.60 metros al final del año.
Expertos esperan que el nivel del lago no pase de los 2.60 metros al final del año.

Ramón Barquín, delegado del Insivumeh en Petén, informó que el descenso se debe en gran parte a la canícula prolongada que recién concluyó, pues durante ese tiempo solo se registraron lluvias dispersas, lo cual incidió a que bajara el nivel del agua en el lago.

Agregó que los niveles han variado, y fue en enero último cuando alcanzó el más alto nivel con 3.7 metros, y en febrero, 3.3 metros. De marzo a la fecha se han notado niveles de entre 2.88 y 2.51 metros.

“En el invierno del 2014 se reportó la caída de dos mil 749 milímetros de agua en Petén; este año el reporte de lluvia es de mil 173.39 milímetros, por eso en los tres primeros meses del 2015 los niveles fueron altos”, añadió Barquín.

Recordó que el nivel normal del lago es de 0.85 metros.

El funcionario agregó que actualmente se encuentra a 1.01 metros del nivel de alerta, que es de 1.50, ocho centímetros menos que el año pasado, y se espera que el año termine con un nivel arriba de los 2.60 metros.

Geovany Martínez, delegado de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), mencionó que la poca lluvia favorece a los vecinos de San Miguel, San Benito, San José, y especialmente los de la Isla de Flores, donde se inundaron 30 viviendas.

Puente dañado

“Se redactó un informe sobre el estado del puente que comunica Santa Elena con ciudad Flores, en el cual se comprobó que las bases principales están dañadas, por lo que se entregará a las autoridades ediles”, señaló Martínez.

Refirió que a pesar de que el nivel es bajo, aún no es recomendable que los afectados retornen a sus viviendas, debido a que el agua aún se encuentra sucia y puede causar enfermedades.

Señaló que se mantendrá el sistema de alerta temprana, que consiste en hacer monitoreos y operativos en el sector.