Quetzaltenango

Policías absueltos de cohecho

El juez suplente del Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango, Lester Castellanos, absolvió este lunes a dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) sindicados de cohecho pasivo.

Por Maria José Longo / Quetzaltenango

Archivado en:

Quetzaltenango
Los policías sindicados junto a sus abogados defensores. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Los policías sindicados junto a sus abogados defensores. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Se trata de los policías Casimiro Coutiño García y Félix Aníbal García Juárez, quienes eran señalados de cohecho pasivo, pues de acuerdo con la acusación del Ministerio Público (MP), habrían recibido Q100 a cambio de dejar libres a seis hombres, a quienes habían detenido en la zona 3 de Xela, el 25 de diciembre del 2014.

De acuerdo con el relato de una de las víctimas, a eso de las 2 horas, los agentes habían consignado a dos personas porque estaban ingiriendo bebidas alcohólicas. Para dejarlos libres les pidieron Q800, pero luego acordando que solo les dieran Q100.

El juzgador indicó que no se dio el verbo rector del delito de cohecho pasivo y que la acción de los policías podría ser una extorsión, razón por la cual los declaró inocentes.

Víctor Alvarado, agente fiscal del MP, indicó que apelará la sentencia ya que no está de acuerdo con la resolución, para la cual había solicitado una condena de 5 años y una multa de Q50 mil.

Pruebas

La acción de los agentes quedó grabada en una cámara de seguridad, el video fue presentado como parte de las pruebas por el MP.

Menfil Miranda, exjefe del Plan Cuadrante de la PNC, declaró en el tribunal que fue por medio del GPS que identificaron a la patrulla que estaba en el lugar el día de los hechos.

Pedro Gómez, secretario del tribunal, explicó que el juez le dio valor probatorio al video presentado por el MP y a la declaración de la víctima pero consideró que no se cumplía con el verbo rector para condenar por el delito que acusaba el MP.

La víctima señaló a los sindicados y explicó que los agentes les exigían el dinero indicándoles que de no hacerlo los llevarían al Preventivo para Varones, en donde les cobrarían al menos Q5 mil para no ser agredidos.