Quetzaltenango

Condenados intentaron matar a periodista para cobrar seguros

Una pareja fue condenada a prisión por el Tribunal de Sentencia de Quetzaltenango por haber intentado matar a un periodista  para cobrar sus seguros de vida.

Por María José Longo / Quetzaltenango

José Bolaños y Astrid Zachrisson escuchan sentencia en tribunales de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
José Bolaños y Astrid Zachrisson escuchan sentencia en tribunales de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

José Manuel Bolaños Fortuny y Astrid María Zachrisson González fueron condenados a 16 años y ocho meses de prisión, ya que se determinó que pretendían cobrar un seguro de vida de US$300 mil –Q2 millones 262 mil– y otro de Q800 mil, luego de haber intentado matar a un periodista en Zunil.

Juzgadores determinaron que el relato de la víctima y las copias certificadas de las pólizas de los seguros, entre otras pruebas y testimonios de testigos,  fueron indispensables para comprobar los que planificaban los dos sentenciados. 

“La única forma de obtener el pago de los seguros era si la víctima estaba muerta. Ellos pretendían beneficiarse de los dos seguros”, dijo la jueza Elsa Nivia Castillo.

De acuerdo con los documentos presentados por el Ministerio Público (MP), la beneficiaria de los seguros sería Zachrisson, quien en contubernio con Bolaños y con Carlos Portillo Gracioso, quien está prófugo, planificaron cometer el crimen.

Bolaños fue sentenciado por asesinato en grado de tentativa y Zachrisson por conspiración para el asesinato y, aunque el MP también los señalaba de asociación ilícita, fueron absueltos por la jueza.

Autoridades también establecieron que, aunque en el hecho los sindicados se comunicaban para planear el crimen con el pretexto de un negocio, no se comprobó que conformaran una asociación que se dedicara a cometer otros delitos.





El hecho

El MP comprobó que el 30 de mayo del 2012, en el kilómetro 221 de la carretera que conduce de Zunil al balneario Fuentes Georginas, Bolaños le disparó a un hombre en varias ocasiones, y luego de forcejeos la víctima fue lanzada a un barranco.

Durante el juicio, el comunicador relató que sus atacantes creyeron que había muerto, pero fue auxiliado por un agricultor del lugar, quien lo puso a salvo.

La víctima añadió que Bolaños lo contactó con Portillo, para trabajar como administrador de un negocio, por lo que le hicieron llenar formularios y firmar documentos en blanco; además, lo incitaban a que tuviera una relación sentimental con la mujer.